El incidente se produjo en medio del pedido de las organizaciones indígenas de la región Loreto para que el Estado cumpla con la reparación ambiental de sus territorios. Mientras no haya remediación no se permitirá el reinicio de las actividades en el Lote 192, aseguran.

 

La comunidad kichwa 12 de Octubre, ubicada en el distrito de Tigre, provincia y región de Loreto, denunció esta semana un nuevo derrame de crudo en el Lote 192 del oleoducto Norperuano. El incidente, que habría ocurrido por una filtración en las tuberías, ha ocasionado que el petróleo se expanda alrededor de 400 metros por la quebrada Llanchamilla.

Este derrame se produce en medio del pedido por parte de las organizaciones que integran la plataforma PUINAMUDT para que el Estado cumpla con sus compromisos pendientes con las comunidades indígenas de Loreto en temas como remediación ambiental, salud y educación; y les otorga un plazo de 45 días para reestablecer el diálogo antes de la radicalización de sus protestas.

De acuerdo al apu de la comunidad, Welinton Cisneros, fueron reportados dos incidentes. Uno de ellos corresponde a un goteo de crudo por el estado de las tuberías; el segundo, que es el más grande y urgente se registró en una zona ubicada a hora y media de distancia desde 12 de Octubre. Se calcula que habría ocurrido alrededor del 20 de agosto. “El derrame ha podido ser fechas más atrasadas porque nosotros no tenemos un monitoreo constante en temas de oleoducto”, indicó.

En ese sentido, el jefe comunal señaló que se encuentran a la espera de la respuesta de la empresa Perupetro para que pueda contener el derrame y la fuga con la instalación de una grampa. “El tema es hacer un control inmediato y una contención para evitar la contaminación ambiental de la quebrada y de su flora y fauna”, sostuvo.

SIN MÁS DEMORAS

En su asamblea general realizada el 27 de agosto, la Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP) reafirmó el plazo de 45 días otorgado al gobierno para que cumpla con sus compromisos suscritos en el Acta de Acuerdos de Consulta Previa. Si durante esos días el Estado no reactiva las reuniones, se sumarán a la lucha de los demás pueblos indígenas que sufren los mismos daños, anunciaron.

Asimismo, señalaron que no se permitirá el ingreso de una nueva empresa petrolera en el Lote 192 hasta que no haya remediación ambiental. Y es que, a pesar de que han salido miles de millones de dólares de ganancias petroleras en las últimas décadas, aún continúa la precariedad en las infraestructuras de educación, conectividad y de salud en las comunidades, aseguran. Demoras que afectan también la remediación ambiental y que, para las organizaciones indígenas, se producen por la falta de voluntad política.

Además, a cuatro años de la elaboración de los siete Planes de Rehabilitación de sitios impactados del Pastaza, aún no se ha iniciado ni un solo proceso de remediación, denunciaron. Miles de sitios impactados por los hidrocarburos siguen sin ser atendidos en el Lote 192, poniendo en riesgo la salud de la población que se encuentra expuesta a metales pesados. “Parece que el Estado peruano nos quiere condenar a la espera indefinida para así desaparecernos”, asegura FEDIQUEP.

 

Información de caaap.org.pe