En esta etapa final fue posible conocer en detalle la construcción de un proyecto estratégico que permita denunciar violaciones de derechos ante los organismos internacionales, para que sea posible modificar las realidades amazónicas que amenazan la vida.

 

La Escuela de Derechos Humanos de la REPAM concluyó las actividades de su tercera edición el 29 de julio con la realización del “Módulo 4: Incidencia Internacional”, impartido por las juristas del Núcleo de Derechos Humanos de la REPAM, Sonia Olea, de Cáritas Española, y Carol Jeri, de Cáritas Madre de Dios – Perú.

El módulo de formación se diseñó y ejecutó, como en las dos Escuelas anteriores, siguiendo el proceso de ocho pasos de la Metodología Wola. El objetivo de las seis sesiones ha sido proporcionar a las y los estudiantes un método concreto, clavo y evaluable para llevar a cabo acciones de incidencia ante la vulneración de sus Derechos Humanos en el territorio.

El proceso paso a paso siguió el siguiente camino: una vez reconocidas las vulnerabilidades sufridas, se identificaron sus consecuencias y se definieron qué causas eran las más urgentes y qué cambios se deseaban a largo plazo, con el fin de elaborar, según los casos, propuestas de políticas públicas o cambios legislativos.

A continuación, se construyó un mapa de actores y se definieron los espacios de influencia e interrelación; se hizo una introspección interna para conocer debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades (FODA). Culminando con la elaboración de un plan de acción para cada caso de vulneración y haciendo una breve introducción a la evaluación continua del mismo y a sus indicadores de resultado y de proceso.

Planes de Acción de Incidencia Política

Según la responsable de Incidencia Internacional de la REPAM, Sônia Olea, una de las coordinadoras del módulo, “al replicar esta metodología, se espera que los y las estudiantes la lleven a cabo en sus territorios y elaboren sus propios planes de acción y denuncia, acompañados y con el soporte de la documentación que aprendieron a elaborar en el Modulo 3 con Luis Ventura. Ya que son ellas y ellos los que están legitimados y tienen toda la autoridad para continuar con esta incidencia política a nivel interno y a nivel internacional”, afirma.

“La incidencia política es una herramienta concreta que pretende transformar esta realidad de dolor, de vulneración y de daño a las comunidades amazónicas y que lo hace a través de propuestas legislativas (nuevas o reformadas) o de políticas públicas (nuevas o reformadas) para acabar con las causas que están dando lugar a ese daño, a ese dolor, a la vulneración”, aclara Olea.

Celebración simbólica

Como culmen del Módulo, cada caso del territorio preparó una intervención simbólica ante “el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas” en Ginebra, las “relatorías” de Agua, Defensores y Defensoras y Pueblos Indígenas, y “los Gobiernos” de sus países de origen.

El ejercicio constó de que, en el tiempo marcado por Naciones Unidas (1 minuto 15 segundos), fueran capaces de resumir las propuestas políticas que a cada uno de sus Estados les plantean, además de otras a nivel regional e internacional, para que se puedan comenzar a establecer políticas y legislaciones que ayuden a parar la terrible crisis socio ambiental que vive la Amazonía. Muy en especial se hizo hincapié en el Tratado de Escazú y el Convenio 169 de la OIT.

Escuela de Derechos Humanos

La conclusión de este cuarto módulo marcó el cierre de las actividades de formación de la III Escuela de Derechos Humanos de la REPAM. Todos los estudiantes y acompañantes recibieron el certificado de finalización del curso, emitido en alianza con la Facultad La Salle de Manaus y que contó con la presencia del arzobispo Dom Leonardo Steiner, junto con la consejera de la Presidencia de la REPAM, Hna. Carmelita Conceição y el secretario ejecutivo, Hno. João Gutemberg.

La Escuela para la Promoción, Defensa y Exigibilidad de los Derechos Humanos es una iniciativa de la REPAM que reúne a líderes y lideresas de pueblos indígenas y comunidades tradicionales de la región Panamazónica. Su principal objetivo es proporcionar herramientas educativas que ayuden a formalizar las denuncias de violaciones de derechos humanos que ocurren en el territorio amazónico. La tercera edición de la Escuela fue realizanda durante todo el mes de julio en la ciudad de Manaus, Brasil, con la participación de 26 líderes de la Amazonia.

 

Imagen e información de repam.net