A un año del estallido social del 11 de julio la Conferencia Cubana de Religiosas-os (CONCUR) pide justicia para los más de 700 presos. La organización católica recordó que todavía quedan en prisión alrededor de 700 personas, lo que sigue causando dolor y angustia a muchos, especialmente a los familiares de los detenidos.

A través de su cuenta de Facebook la organización difundió un comunicado en el que pide el sobreseimiento definitivo de los acusados que no han sido juzgados por su participación en las protestas del pasado 11 de julio de 2021 y la revisión de las sentencias a quienes ya han sido condenados.

“Pedimos el sobreseimiento definitivo de los acusados que no han sido juzgados, así como el procedimiento de revisión contra las sentencias firmes condenatorias de las personas juzgadas. Este último procedimiento puede ser iniciado por las autoridades correspondientes a instancia de alguna persona o institución, es decir, las familias pueden solicitarlo”.

Como parte de su servicio de acompañamiento a los detenidos a raíz de las manifestaciones del 11j y sus familias, CONCUR precisó que, en clara violación de los plazos ordinarios y extraordinarios que establecen las propias leyes cubanas, existe un número de detenidos a los cuales aún no se les ha celebrado juicio y, por otra parte, en las vistas de apelación efectuadas continúan sin admitirse y valorarse adecuadamente las pruebas presentadas por la defensa.

Haciendo balance del año transcurrido tras las protestas, CONCUR considera que la situación “es semejante a la que vivíamos hace un año, o aún peor” y lamentan “que las sanciones y todo el proceso de los detenidos hace un año sean usados como recurso intimidatorio”. 

 A continuación el comunicado: 

 

SERVICIO DE ACOMPAÑAMIENTO A LOS DETENIDOS A RAÍZ DE LAS MANIFESTACIONES DEL 11J Y SUS FAMILIAS
Conferencia Cubana de Religiosas-os (CONCUR)

A un año de los acontecimientos del 11J, traemos a la memoria y al corazón lo que hemos vivido todo este tiempo, y lo que estamos viviendo:

  • Todavía quedan en prisión alrededor de 700 personas. Esto sigue causando dolor y angustia a muchos, especialmente a los familiares de los detenidos.
  • Existe un número de detenidos a los cuales aún no se les ha celebrado juicio, violándose los plazos ordinarios y extraordinarios que establece la ley.
  • En las vistas de apelación efectuadas continúan sin admitirse y valorarse adecuadamente las pruebas presentadas por la defensa, lo cual va en detrimento de los acusados.
  • La situación general actual es semejante a la que vivíamos hace un año, o aún peor. Con dolor, lamentamos que las sanciones y todo el proceso de los detenidos hace un año sean usados como recurso intimidatorio.

Como parte de esta sociedad, en la que vivimos y a la que acompañamos de diversos modos, esto nos preocupa y duele.
Pedimos el sobreseimiento definitivo de los acusados que no han sido juzgados, así como el procedimiento de revisión contra las sentencias firmes condenatorias de las personas juzgadas. Este último procedimiento puede ser iniciado por las autoridades correspondientes a instancia de alguna persona o institución, es decir, las familias pueden solicitarlo.

 

Con información de https://www.cibercuba.com - facebook.com/ConferenciaCubanadeReligiosos