La Asamblea Nacional, canceló esta semana a 179 ONGs en dos sesiones legislativas contra la sociedad civil organizada donde acusaron a los representantes de los organismos de no presentar sus estados financieros, no actualizar sus directivas y no inscribirse como agentes extranjeros ante el Ministerio de Gobernación (MIGOB). El total de organizaciones canceladas es de 378 y son 452 anuladas desde el año 2018

La CIDH detalló en su informe anual 2021 que la actual crisis de derechos humanos en Nicaragua continúa profundizándose con impunidad, que persiste cuatro años después de la represión del Estado que causó la muerte de 355 personas en el marco de las protestas ciudadanas. Según la CIDH esa profundización tiene su base en un estado fuera de toda legalidad, que vigila, amenaza y hostiga, además del debilitamiento de las instituciones en aras de la concentración del poder.

El canal 51 de la Conferencia Episcopal de Nicaragua fue clausurado y terminó administrado por la sociedad Celeste Audiovisual, que administra canal 13 y es dirigido por dos hijos de la pareja presidencial, según fuentes cercanas los Ortega-Murillo, cuando salió el comunicado de la cancelación, de inmediato el gobierno empezó la búsqueda de comunicadores para participar en la nueva adquisición presidencial. Con el canal 51, la dictadura Ortega-Murillo ahora controla seis canales de televisión (4, 6, 8, 13 y 22).

La semana pasada la policía detuvo por primera vez en la historia a un sacerdote, su nombre es Manuel Salvador García, un día después de que publicaron un video donde el sacerdote se defiende de un grupo de personas que le gritaban asesino fuera de la parroquia en Nandaime. Una campaña difamatoria precedió a la detención y el testimonio de una mujer que asegura tenía amistad intima con él y lo acusa de golpearla. El gobierno mantiene una persecución contra la iglesia desde el 2018 y la califica de terrorista.

 

 Información de Jesuitas CAM