La Carta de Trinidad será llevada al X Foro Social Panamazónico que se desarrollará en Belem do Para, en julio próximo, donde se prevé la participación de los nueve países que comparten la cuenca amazónica.

 

Más de 160 representantes de las organizaciones indígenas, campesinas y de la sociedad civil de la Amazonía Norte y Sur, la Chiquitanía y el Chaco de Bolivia que participaron en el Pre Foro Social Panamazónico, emitieron la Carta de Trinidad, con 10 puntos que ratifican la resistencia y defensa de sus derechos colectivos ligados a la Amazonía.

La Carta de Trinidad reúne las conclusiones a las que arribaron cada una de las cuatro casas en las que trabajaron las organizaciones indígenas y campesinas en la ciudad de Trinidad, entre este 1 y 3 de junio, donde presentaron sus casos referidos al uso y aprovechamiento de los bienes comunes, la autonomía y la jurisdicción indígena, el estado del ejercicio de los derechos de las mujeres y su participación en la defensa de la Amazonía y los derechos de la naturaleza y las alternativas de desarrollo.

El documento hace referencia, entre otros, al extractivismo y el avasallamiento del que son presa los territorios y las áreas protegidas, acciones que van en desmedro de sus derechos como pueblos indígenas y anteponen el “saqueo de los recursos naturales” y la consiguiente destrucción de las áreas protegidas.

“Queremos un desarrollo que tome en cuenta a nuestra casa común, que respete los territorios y los derechos de los pueblos indígenas y campesinos, los derechos humanos y los derechos de la naturaleza, quienes avasallan nuestros territorios, queman miles de hectáreas, contaminan los ríos, expanden el narcotráfico deben ser sancionados con severidad, así como las autoridades e instituciones que autorizan y permiten que estas violaciones a la vida se consumen”, expresan sobre el extractivismo y el avasallamiento. 

La Carta de Trinidad también hace mención al derecho a la autodeterminación de los pueblos indígenas, como un tema ligado al futuro de la Amazonía. En los puntos referidos al tema, las organizaciones indígenas rechazan la “excesiva burocratización de los procesos autonómicos y el intento de autoridades y funcionarios públicos de frenar la materialización de nuestros sistemas de gobierno”.

En lo referido a la minería, las organizaciones demandaron la modificación de la Ley Minera y la Ley Forestal, además de la abrogación de la Ley de protección y desarrollo en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure y el Plan de Uso del Suelo (PLUS) del Beni, debido a que permiten el despojo y destrucción de la Amazonía y los territorios indígenas.

“Reconocemos el camino andado en la lucha por los derechos de las mujeres y lo que aún falta por recorrer para erradicar la violencia hacia nuestros cuerpos y nuestros territorios. La causa de las mujeres en resistencia de la Amazonía debe ser asumida corresponsablemente por nuestros hermanos varones: la lucha por la no violencia, la demanda por una educación sexual y la participación política en igualdad de condiciones. Las mujeres no somos objetos de reproducción, sino sujetos con derechos que tienen una relación particular con la tierra y el territorio. Desde la lucha que empieza en nuestras casas nos posicionamos y proyectamos a nuestras organizaciones y a nivel nacional e internacional en la defensa de la tierra, el territorio y la vida”, indican en lo referido a la participación de las mujeres indígenas.

La Carta de Trinidad exige al Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia cumplir con los compromisos asumidos a nivel internacional y a actuar con transparencia, garantizando la participación de los pueblos indígenas, campesinos, mujeres y jóvenes en todas las políticas, planes y proyectos para la Amazonía y el país.

“Estamos llegando a un punto de no retorno en la Amazonía por la pérdida de (los) ecosistemas y los bosques. Si no paramos ahora, mañana será la muerte para esta región que es vital para frenar el calentamiento global del planeta”, mencionan.

La Carta de Trinidad será llevada al X Foro Social Panamazónico que se desarrollará en Belem do Para, en julio próximo, donde se prevé la participación de los nueve países que comparten la cuenca amazónica.

 

Imagen e información de forosocialpanamazonico.com