La ocupación de la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), constituyó un hecho sin precedentes y una violación al derecho internacional señalaron embajadores y analistas políticos. El secretario general, Luís Almagro dijo que el cierre de las instalaciones de la OEA “era despreciable en términos jurídicos”. Luego del ataque a la sede, allanaron viviendas y quitaron equipos como celulares a personal de la embajada. Así como también, la vicepresidenta anunció que la sede confiscada de la OEA será ocupada por el Instituto Nicaragüense de Cultura para instalar lo que llamó como “un museo de la infamia”, violando de este modo la propiedad privada y el derecho internacional.

El expresidente y vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), fueron declarados culpables por la justicia del gobierno de Daniel Ortega. La fiscalía pidió 13 años para Álvaro Vargas, exvicepresidente y 13 años para Michael Healy, presidente. Pedro Joaquín Chamorro Barrios, exdiputado por el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) fue trasladado a casa por cárcel, luego de más de 300 días preso que han impactado en su salud. Chamorro Barrios fue condenado al igual que su hermana, Cristiana Chamorro Barrios.

Empresarios turísticos, demandan al gobierno que flexibilice las restricciones sanitarias frente a la COVID-19 para facilitar la llegada de nuevas líneas aéreas al país, provenientes de EEUU. La demanda se hace en medio de un repunte del turismo, según el Banco Central de Nicaragua la actividad turística se encuentra en un 20.5% en febrero del 2022 en comparación a febrero del 2021.

Información de Jesuitas CAM