Paralelo a la COP-26 y en el marco de la Cumbre de los Pueblos en Glasgow, Escocia, se realizará la Asamblea Mundial sobre la Amazonía y la Crisis Climática, de manera virtual y presencial, el día martes 9 de noviembre.

 

No hay solución a la crisis climática sin Amazonía y esta se encuentra al borde del colapso por las actividades depredadoras de las corporaciones agro-ganaderas, los monocultivos, la siembra de semillas transgénicas, los agro-combustibles, la minería legal e ilegal, la extracción y derrame de hidrocarburos, la biopiratería, los megaproyectos hidroeléctricos, las mega infraestructuras, el narcotráfico y el crimen organizado.

Los gobiernos de los países de la Amazonía no ponen freno a estas actividades y por el contrario las agravan de manera dantesca como es el caso de Bolsonaro. Los gobiernos de los mal llamados países desarrollados no prohíben la importación de productos que deforestan y destruyen la Amazonía.

La Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), que se reúne por 26ª vez en Glasgow (Escocia) tampoco adopta medidas para enfrentar las causas estructurales de la destrucción de la Amazonía. Por el contrario, respalda nuevos mercados de carbono para los bosques como la iniciativa LEAF (Lowering Emissions by Accelerating Forest finance) que promueven los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido, Noruega y varias transnacionales como Bayer, Nestle y Amazon.

Así mismo, a través del Fondo Verde del Clima acaba de aprobar un crédito de 279 millones de dólares para apoyar la inversión privada en el Fondo de la Bioeconomía de la Amazonía que administra el Banco Interamericano de Desarrollo.

¡Basta de lucrar con la tragedia humana y el cambio climático!

La Amazonía no es un objeto sino es un sujeto con derechos que es hogar y territorio de pueblos indígenas, quilombolas, ribereños, siringueros (caucheros), caboclos, marrons, campesinos, mujeres, jóvenes y pobladores de las ciudades amazónicas.

El reconocimiento y respeto a los territorios indígenas y de los pueblos que habitan este territorio es vital para salvar la Amazonía y el colapso climático.

Frente a esta situación nos autoconvocamos a la Asamblea Mundial sobre la Amazonía y la Crisis Climática a realizarse de manera virtual y presencial paralela a la COP 26, en el marco de la Cumbre de los Pueblos en Glasgow (Escocia).

Martes 9 de noviembre

8:00 h - Ecuador, Colombia y Perú

9:00 h - Bolivia, Guyana y Venezuela

10:00 h - Brasil-São Paulo, Guyana Francesa y Surinam

La Amazonía nos llama. Juntos podemos evitar el ecocidio, etnocidio y genocidio en curso y salvar a la Amazonía que es esencial para la estabilidad del ecosistema de la Tierra.

 

Imagen e información de redamazonica.org