Texto elaborado a partir del Encuentro Nacional de Equipos Directivos de Instituciones Educativas Fe y Alegría 2020 (Perú): Retos para la Educación en el marco del actual escenario socioeconómico y ambiental. Compartimos el Documento de síntesis del encuentro.

 

Una vista general de lo propuesto por los panelistas

Dos disciplinas son básicas para estudiar el problema ambiental actual a nivel mundial: economía ecológica y ecología política. La primera trata sobre el uso de energía y materia por los seres humanos; la segunda muestra los problemas que este uso genera en las relaciones entre las personas, como desigualdad, comercio ecológicamente injusto y desigual entre naciones y deuda ecológica, mucho de lo cual proviene de prácticas extractivas ya existentes durante la Colonia en nuestro país.

El extractivismo se relaciona con la necesidad del capital de expandirse rápidamente y causa contaminación en gran cantidad y también despojo de tierras. El extractivismo actual empezó en los años 1980 y en el Perú –siendo base de nuestra economía– refiere principalmente a la minería y la deforestación.

Actualmente, se insiste en aprobar nuevos proyectos mineros a pesar de los muchos conflictos socioambientales que el extractivismo causa, especialmente en territorios de población indígena, los cuales en muchos casos forman parte de concesiones tanto mineras como forestales y para hidrocarburos.

Esta forma de producción es próspera en el país y se debe en gran parte al fuerte racismo que subsiste ligado a la colonialidad y desde el cual se insiste en la necesidad de modernización de toda la población, en el descarte de sus culturas y la pérdida de sus huellas comunales, aunque es esa la gente, la población, que produce los alimentos de todos.

Para promover un cambio contra esa tendencia económica, son muy importantes la educación ambiental y la promoción de la justicia ambiental en todos los niveles educativos.

Frente al extractivismo, la población muestra una fuerte capacidad de resiliencia, la cual se puede potenciar a partir de cuatro estrategias, llamadas 4R: registrar (investigar, seguir las experiencias de muerte y despojo); revelar (dar visibilidad, denunciar); recuperar (tener memoria, valorar la historia para un salto en la conciencia política); y resistencia (defensa de la cultura frente a la colonialidad).

Finalmente, en este tema recordamos a Paulo Freire y su propuesta de educación popular basada en la experiencia, propuesta que convierte a los centros educativos en lugares de resistencia y rebeldía ante la injusticia, y de reflexión, en este caso, sobre los conflictos socioambientales. Para ello, Freire consideraba fundamental conocer a la comunidad en torno a la escuela y trabajar con ella, optando por los intereses de los sectores vulnerables.

Descargar PDF Retos para la educación en el marco del actual escenario socioeconómico y ambiental

 

Información de feyalegria.org.pe