El libro es producto de la investigación de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (Perú) y el Observatorio Iberoamericano sobre movilidad humana, migración y desarrollo (OBIMID), de la Universidad Pontificia de Comillas (España). Cuenta con el patrocinio de la Fundación Konrad Adenauer. Editores: José Koechlin, Joaquín Eguren y Cecilia Estrada.

 

Se calcula que para noviembre de 2020 han salido de Venezuela 5,4 millones de personas lo que representa el 17,6 de la población y de acuerdo con los datos de la ENCOVI[1] un 82,8% migra por razones económicas, principalmente, la búsqueda de empleo. La historia migratoria latinoamericana ha podido explicar determinadas cuestiones relacionadas con esta movilidad, pero existen dinámicas emergentes que han de ser analizadas en clave internacional. Migrantes que no solamente cruzan fronteras, sino que se instalan en los países receptores, reuniendo ahí un proyecto vital, familiar, educativo y/o laboral a largo plazo.

Gracias a los datos analizados para el presente trabajo, se conoce que alrededor del 89% de la migración venezolana se ha asentado en Sudamérica y un 71% en el área andina[2]. Sin embargo, debido a las políticas migratorias laborales de la Comunidad Andina de Naciones-CAN estas no alcanzan a los migrantes toda vez que Venezuela no pertenece a este bloque de integración subregional, en este sentido, la integración laboral de venezolanos en estos territorios se hace más difícil al no poder beneficiarse de las políticas laborales que gozan los ciudadanos de los países andinos.

Lo cierto que más allá de las legislaciones y los acuerdos de integración cada país ha ido adoptando sus propias medidas para facilitar o restringir la integración laboral de los migrantes. En muchos casos, estas medidas restrictivas han respondido a políticas públicas presionadas por la opinión pública que asocia migración con pérdida falta de empleo y, últimamente, con el aumento de las tasas de criminalidad, el estigma hacia esta población hace cada vez más evidente el rechazo hacia esta nacionalidad, dificultando así el ingreso de manera igualitaria al mercado de trabajo en un sector formal.

Aunque América Latina y el Caribe se han caracterizado porque un sector importante de su economía se desarrolla en el sector informal, esta característica se ha convertido en un determinante en la incorporación al sector laboral de los inmigrantes para acceder a un puesto de trabajo estable con derecho a prestaciones sociales. Como se muestra en los diferentes estudios de caso en cada capítulo de este libro, muchos migrantes cuentan con estudios universitarios completos; sin embargo, debido a la estructura económica y laboral de los países receptores, la gran mayoría de los migrantes venezolanos se insertan en un mercado laboral informal percibiendo bajos salarios en jornadas extensas y condiciones laborales precarias. El estudio de los casos arroja un dato alarmante, sobre el empleo informal, el cual afecta más a las mujeres y, en muchos casos, están expuestas a situaciones de acoso sexual y violencia. En este sentido, los ODS, en especial el Objetivo 5 “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas” tiene un reto que vencer en materia de integración. Cabe señalar que los efectos de la pandemia de la COVID-19 están revirtiendo los escasos logros alcanzados con anterioridad. El brote agrava las desigualdades ya existentes entre migrantes y poblaciones receptoras; pero por encima de ambas está el sesgo de género el cual abarca desde la salud y la economía, hasta la seguridad y la protección social.

Volviendo al proceso de integración, se ha encontrado una característica, que al inicio la mayoría de los migrantes poseía un nivel educativo alto. Este dato cualitativo les ha dado una herramienta para hacer más fácil su incorporación a un empleo. Sin embargo, desde 2018 este flujo migratorio ha ido en descenso y se ha encontrado que el nivel de formación de las personas en situación de movilidad, es cada vez menor, lo que hace más difícil su incorporación al mercado laboral en una economía formal. En estas circunstancias buscaron emplearse en el mercado informal que ya estaba saturado por venezolanos lo que despertó malestar entre los nacionales, despertando así un marco creciente para ciertas actitudes de rechazo y discriminación a este colectivo. La migración laboral se concentra fundamentalmente en los sectores de servicios y comercios que es básicamente los sectores donde también se emplean los nacionales, con menor calificación, de los diversos países estudiados.

La búsqueda de un empleo o generar uno propio se ve agudizado por la necesidad de enviar remesas que de acuerdo con datos de la ENCOVI un 30% de los hogares venezolanos[3] se beneficia, particularmente, hogares conformados por mujeres en situación de pobreza y personas de la tercera edad.

En este sentido, la presente publicación tiene como propósito dar cuenta de las principales características del proceso de incorporación de la migración venezolana en el mercado laboral de diversos países de América Latina.

A continuación, se presenta cada uno de los capítulos del libro.

El primer capítulo titulado “Migración forzada, crisis económica y desequilibrios en el mercado laboral en Venezuela” pone en evidencia que, en un contexto de crisis generalizada que ha restringido la actividad económica, el mercado laboral venezolano presenta una serie de desequilibrios que han limitado las oportunidades de inserción laboral y desarrollo personal para un contingente enorme de población que se ha visto forzada a emigrar a otros países.

El segundo capítulo titulado “Inserción ocupacional y trayectoria laboral de personas venezolanas en México: profesionales del sector petrolero en la región económico- funcional de Villahermosa” se centra en la primera fase de la emigración profesional y calificada, para indagar en los procesos de inserción ocupacional y la trayectoria laboral de los profesionales universitarios del sector petrolero que emigraron de 2003 a 2014 y que a mediados de 2018 residían en la región económico-funcional (REF) de Villahermosa.

El tercer capítulo titulado “Tendencias laborales de la inmigración venezolana en Costa Rica” aborda algunas de las principales cuestiones relativas a la inserción laboral de las personas migrantes y refugiadas venezolanas residentes en Costa Rica, independientemente de su condición migratoria.

El cuarto capítulo titulado “Inserción y ocupación laboral de los inmigrantes venezolanos en República Dominicana en el período 2017-2018” describe la inserción de la población venezolana en el mercado laboral de República Dominicana sobre la base de la recopilación de datos existentes.

El quinto capítulo titulado “La inmigración forzada venezolana en Colombia. Retos para la inclusión laboral de migrantes” es un estudio documental que apunta hacia la necesidad de una construcción de políticas públicas de atención integral al migrante.

El sexto capítulo titulado “Diáspora venezolana en Ecuador: características, inserción laboral y desafíos migratorios” se enfoca en la situación laboral de la diáspora venezolana en Ecuador, los perfiles laborales, sus ingresos, las dificultades que atraviesan para regularizar su permanencia en Ecuador y obtener empleo remunerado, así como las acciones u omisiones del Estado ecuatoriano respecto a este desplazamiento humano, agregado a una crisis institucional interna en el país.

El séptimo capítulo titulado “Impacto laboral de la inmigración venezolana en tres ciudades de Perú: Lima, Arequipa y Piura” identifica los efectos generados por el ingreso de ciudadanos venezolanos a Perú en algunos de los principales indicadores sociolaborales relacionados con el empleo y las condiciones de trabajo.

El octavo capítulo titulado “La inmigración venezolana en Brasil: perfil sociodemográfico e inserción en el mercado de trabajo formal” tiene como objetivo mostrar las dimensiones de la dinámica de la inmigración venezolana en Roraima; rastrear el perfil de estos inmigrantes y su distribución espacial en el territorio brasileño; y la inserción laboral de este colectivo en el mercado laboral formal en Brasil, analizando descriptivamente los registros administrativos que informan sobre el volumen de carnets de trabajo emitidos a inmigrantes venezolanos, el conjunto de esa fuerza; y el movimiento de esta fuerza laboral formalizada.

El noveno capítulo titulado “Desafíos y propuestas para la inclusión sociolaboral de personas migrantes en Chile” presenta de modo resumido la situación laboral actual de la población migrante en Chile, para luego enfatizar en propuestas que aborden los puntos críticos de dicho diagnóstico.

El décimo capítulo titulado “Patrones de brain drain intralatinomericano. Discurso, acción política, estadísticas y testimonios de la inserción laboral de la población venezolana en Argentina” identifica las tendencias que han acompañado al asentamiento de los nacionales de este país andino/caribeño, poseedores mayoritariamente de amplias credenciales educativas, en el territorio rioplatense mencionado.

El undécimo capítulo titulado “Inserción laboral de los trabajadores venezolanos en un mercado de tipo bimodal o dual uruguayo” presenta los resultados sobre la experiencia migratoria laboral de los venezolanos en Uruguay.

Finalmente, se presenta el “Estudio comparativo y transversal de la incorporación laboral de los migrantes venezolanos en América Latina y el Caribe” que supone un análisis de los principales temas tratados respecto a la incorporación laboral de los inmigrantes venezolanos con la intención de sacar las grandes tendencias regionales y subregionales de los 11 países estudiados.

El texto pretende contribuir a un mejor conocimiento y compresión de las características de la inserción de la migración venezolana en el mercado laboral latinoamericano. Como se ha mencionado en los diversos estudios, los Estados han reaccionado con diversas políticas y sus sociedades han respondido con actitudes de acogida a la par que rechazo. Asimismo, se han identificado argumentos en el sentido que la migración ocasiona la pérdida de empleo, pero la evidencia mostrada en los estudios desbarata esos argumentos.

El texto está destinado a un público amplio, pero especialmente a los hacedores de políticas públicas, funcionarios, investigadores, profesionales, organizaciones no gubernamentales, instituciones internacionales, estudiantes universitarios, entre otros.

La presente publicación se inscribe dentro de la línea de investigación en Migraciones que la Universidad Antonio Ruiz de Montoya a través del Instituto de Ética y Desarrollo desarrolla junto al Observatorio Iberoamericano sobre Movilidad Humana, Migraciones y Desarrollo (OBIMID), y pertenece a la Colección OBIMID, de la cual es el octavo libro que se publica y tiene como propósito responder a una situación difícil como es la búsqueda de trabajo digno por parte migrantes venezolanos.

---------------------

[1] https://www.proyectoencovi.com/informe-interactivo-2019 
[2] Ibid. 
[3] Ibid.

Los Editores

Descargar:
INSERCIÓN LABORAL DE LA MIGRACIÓN VENEZOLANA EN LATINOAMÉRICA

 

Información de uarm.edu.pe