El Gobierno, a través del Ministerio de Salud (Minsa), inició el proceso de aplicación voluntaria de la vacuna Sputnik V en la población nicaragüense para la protección contra la Covid-19.

Las primeras dosis fueron aplicadas en el hospital de referencia nacional Antonio Lenín Fonseca, en la capital Managua, priorizando a los pacientes con enfermedades crónicas, cáncer y cardiopatías.

El doctor Roberto López, Presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, expresó que se escogió ese tipo de pacientes porque es uno de los grupos que tienen más riesgo de adquirir la enfermedad del coronavirus.

La señora Hellen Morales, de 56 años, dijo sentirse feliz de recibir la vacuna.

Cada paciente que reciba la vacuna deberá llenar un formulario en el que se deja claro que autoriza por voluntad propia la aplicación de la vacuna, en este mismo documento el paciente debe dejar sus datos de contacto para que en 21 días se le aplique la segunda dosis.

Con información de Freddy Ríos (Radio Universidad en Managua - Nicaragua)