Con miras a las elecciones de noviembre, cuatro aspirantes a la presidencia de Nicaragua han firmado el acuerdo "Unidad Nicaragua primero", en el que se comprometen a respaldar un candidato único en contra del actual presidente Daniel Ortega, quien lleva en el poder 14 años consecutivos.

La firma del acuerdo ha sido recibido con gran expectativa entre aquellos nicaragüenses que viven en el exilio debido a la represión del gobierno sandinista.

Por Carlos Morales Zapata

 

Cuatro de los aspirantes a la presidencia de Nicaragua se comprometieron a respaldar a un candidato único contra Daniel Ortega y apoyar el proceso de unidad de la oposición en una alianza electoral para los comicios de noviembre de 2021, según un acuerdo titulado “Unidad Nicaragua Primero”, firmado este miércoles 17 de febrero.

Los cuatro firmantes fueron el líder campesino Medardo Mairena, el politólogo Félix Maradiaga, el economista Juan Sebastián Chamorro y excarcelado político Miguel Mora, todos aspirantes a la presidencia de Nicaragua. El documento de seis puntos también resalta que los firmantes se comprometen a someterse a “un proceso de selección” que escuche la voluntad popular, y quienes no sean electos apoyarán al candidato seleccionado.

Con la firma, también instan a las fuerzas políticas de la oposición, movimientos cívicos, alianzas y coaliciones a “iniciar un proceso de diálogo que lleve al establecimiento de una alianza electoral”, con el objetivo de ganar las próximas elecciones y “asentar la democracia en Nicaragua”.

El acuerdo fue promovido por el organismo Hagamos Democracia, con el apoyo de la diáspora y nicaragüenses en el exilio, y la Fundación Arias, de Costa Rica.

El acuerdo fue firmado de manera virtual. El presidente de Hagamos Democracia, Luciano García, está exiliado debido a la persecución política, y la mayoría de los aspirantes a liderar la oposición contra Ortega son perseguidos por el régimen: Maradiaga tiene casa por cárcel de facto y Mairena y Chamorro no pueden salir de la capital.

El presidente de Hagamos Democracia, Luciano García, explicó que la periodista Cristiana Chamorro, también fue invitada, a solicitud de los exiliados, a suscribir este compromiso, pero no respondió a la invitación. García señaló que el acuerdo se mantiene abierto para que en los próximos días lo suscriban Cristiana Chamorro y los demás aspirantes presidenciales: George Henríquez, Arturo Cruz y Luis Fley. Este es un primer paso, y todos están siendo convocados a sumarse, precisó.

Unidad electoral y selección de candidato único

Durante la firma del acuerdo, también asumieron el compromiso de promover una alianza electoral “en torno a una casilla única y un candidato único, como demanda la población nicaragüense”.

Juan Sebastián Chamorro resaltó el compromiso de que los precandidatos no escogidos apoyen al candidato seleccionado. “El elemento más importante de este acuerdo es llevar al desprendimiento de las aspiraciones. Los anhelos propios quedan en segundo término frente a la prioridad del restablecimiento de la democracia”, destacó.

Miguel Mora, por su parte, instó a que en la Coalición Nacional “depongan todo interés personal y partidario, y que poniendo a Nicaragua primero soportemos todo lo que tengamos que soportar para que garanticemos la unidad”. 

Igualmente, el líder campesino Medardo Mairena declaró que este “es el momento de demostrarle al pueblo que estamos por Nicaragua, y por encima del interés de una candidatura está Nicaragua”. Mairena expresó que si no hay un solo bloque de oposición estarían siendo irresponsables.

Asimismo, Maradiaga expresó que no unirse en un solo bloque sería “un acto de traición a los asesinados, a los desempleados, a los exiliados, y a los presos políticos secuestrados en las mazmorras del régimen ”.

Exigencia en el exilio para derrotar a Daniel Ortega

Grupos de nicaragüenses exiliados establecidos en Costa Rica y Estados Unidos celebraron la firma del acuerdo.

“Gracias a los precandidatos por entender que Nicaragua es y debe ser primero, porque poner sus intereses personales de grupo, partido, organizaciones, asociaciones”, dijo la representante del movimiento Resistencia Campesina, Maribel Hurtado, desde Costa Rica.

“Este espacio es sagrado porque aquí se está volviendo a la paz, a la unidad (…) es imperativo que este documento sea respetable, que sigan adelante y nos ayuden a alcanzar la meta que todos queremos, de ver una Nicaragua libre”, advirtió la presidenta de Conexión Nicaragua-USA y Nicaragua Freedom Coalition, Rosalía Miller.

El presidente de SOS Nicaragua Derechos Humanos Costa Rica, Carlos Hueso, recordó que “el exilio es producto de la mayor violación de derechos humanos hacia los ciudadanos”, y señaló que Ortega obligó a cientos de miles de nicaragüenses a abandonar el país en la pasada década de los ochenta, al igual que lo hace ahora, por lo que “es imperativo que se dé esa unidad, el exilio lo demanda”.

Las elecciones generales en Nicaragua están previstas para el primer domingo del próximo noviembre. Sin embargo, no han sido convocadas oficialmente, al tiempo que tampoco existen garantías de un proceso libre, justo, transparente y observado a pesar de la demanda nacional e internacional al régimen de Ortega, que en enero pasado cumplió 14 años consecutivos en la Presidencia. Por otra parte, la oposición tampoco ha logrado unirse en un solo bloque para enfrentar al régimen en las urnas.

 

Con información de Confidencial.com.ni