A continuación, presentamos la edición 77 de la Carta Panamazónica correspondiente al mes de noviembre de 2020 del Servicio Jesuita Panamazónico.

 

REPAM - CEAMA

Una nueva realidad tras el Sínodo amazónico surgen nuevas realidades, compromisos y presencias para la Iglesia en la Amazonia. Ciertamente es una nueva coyuntura, no solo por lo que surge como resultado del Sínodo, sino por los cambios internos que se han presentado en la secretaría ejecutiva donde hay un nuevo secretario en cabeza del Hno. Joao Gutemberg, de su equipo y de la sede que será a partir del mes de enero del 2021 en Manaus, capital del Estado de Amazonia. La REPAM global ha hecho un discernimiento espiritual sobre su identidad y misión que ha producido algunas conclusiones parciales que seguramente nos ayudarán como RED a asumir los nuevos desafíos que se nos plantean y de ello, como señales del Espíritu, resaltamos fundamentalmente un llamado a consolidar nuestro compromiso desde los territorios con los pueblos amazónicos y a la vez, recordarnos que no somos una institución sino una RED con una mirada global que requerimos fortalecer desde lo local.

La novedad también es la Conferencia Eclesial Panamazónica – CEAMA, fruto de los pedidos del Sínodo, que se ha constituido y que hace sus primeros pinitos en ir configurándose como tal, además de poder entrar en una relación más estrecha con la REPAM para poder hacer un trabajo conjunto de fortalecimiento de nuestra presencia en la Amazonia como Iglesia respondiendo a los inmensos desafíos presentes en el territorio. En todo ello, el SJPAM está acompañando dicho proceso y esperamos seguir haciéndolo aportando desde nuestra cercanía en diferentes espacios de la REPAM (Equipo de asesores, comité ejecutivo, eje de justicia socio-ambiental y el eje de fronteras) como de la REPAM Colombia donde hemos estado muy presentes en su desarrollo.

Presencia en diversos espacios como SJPAM

En estos tiempos de pandemia la práctica y el cotidiano del SJPAM se ha modificado como lo han hecho la mayoría de instituciones, entidades, iniciativas u obras de la Compañía de Jesús. Sin embargo, nuestra actividad no ha parado y poco a poco retomamos la cotidianidad, sobre todo en nuestra presencia en las comunidades indígenas. No obstante, queremos resaltar participaciones virtuales que del P. Alfredo Ferro, SJ como coordinador del SJPAM, en espacios de formación y de diálogo.

En este sentido, hemos estado presentes en las reflexiones de la Comisión de la Verdad de Colombia sobre la relación entre la Fe y el conflicto armado; en el diplomado organizado por el Secretariado Nacional de Pastoral Social de la relación entre Fe y Política sobre el cuidado de la Casa Común; en una exposición y diálogo sobre los desafíos de la Iglesia amazónica para alumnos de la escuela y el diplomado de DDHH del CINEP; en la formación de jóvenes líderes universitarios de la Universidad Javeriana, aportando sobre la realidad amazónica; en el compartir con el grupo de ex-jesuitas que se reúne semanalmente de manera virtual, exponiendo la realidad amazónica y los desafíos que tiene la Iglesia en este territorio; en el proceso de definición de la identidad y misión de la Asamblea Mundial de la Amazonia; o el compartir del Consejo de Asesores de la Iniciativa Interreligiosa de Protección de los Bosques Tropicales (IRI) y la preparación a su Conferencia Nacional donde el P. Ferro moderará un panel sobre Ecología y Teología. Además, hemos participado en el Foro Social Panamazónico - FOSPA realizado de forma virtual desde los días 12 al 15 de este mes; en un primer encuentro de algunas de las Universidades de AUSJAL en torno a la Amazonia; y seguimos participando en los procesos de la REPAM y del proyecto Panamazónico de Fe y Alegría como parte del equipo estratégico que acompaña dicha iniciativa. En fin, a pesar de la pandemia no descansamos y la vida institucional prosigue.

Participación en el IX. FOSPA – formato virtual

El Foro Social Panamazónico, que estaba programado para marzo de este año en Mocoa-Colombia, tuvo que ser cancelado debido a la pandemia del Covid-19, y se llevó a cabo en formato virtual del 12 al 15 de noviembre. Como SJPAM participamos ya que lo consideramos un espacio importante para escuchar, reflexionar y analizar la realidad amazónica. La dinámica virtual del FOSPA se organizó en tres Malocas con temas de discusión diferentes: Territorios y Caminos de Vida, Identidad Amazónica, y Gobierno Propio y Autonomía. Además, hubo Iniciativas de Acción, que se trabajaron en 23 grupos mediante la exposición de los resultados rescatados de los siete momentos de plenaria.

Consideramos que fue un espacio de participación activa de cientos de personas de la Amazonía y de diversas partes del mundo. Como es habitual, para finalizar el evento se cerró con una armonización coordinada por un pueblo amazónico y se elaboró la Carta de Compromiso de Mocoa. Las principales temáticas que permearon la mayoría de las discusiones del FOSPA fueron en torno a las constantes amenazas que destruyen la Panamazonía: incendios, deforestación ilegal por parte de empresas mineras y megaproyectos, etc.; contando, lamentablemente, con el apoyo de la mayoría de los gobiernos. En definitiva, la pandemia Covid-19 no es la única amenaza que azota al mundo y concretamente en este caso, a los pueblos indígenas y su territorio.

Diplomado en Amazonía, Pueblos Indígenas y Buen Vivir

Los días 23, 24 y 25 de noviembre tuvimos en Puerto Nariño el primer módulo del diplomado en Amazonia, Pueblos Indígenas y Buen Vivir, fruto de una alianza entre SJPAM-FUCAI-Universidad Javeriana de Cali, y que busca responder a las necesidades de los equipos de trabajo, líderes y miembros de las comunidades indígenas a las que acompaña FUCAI.

Está concebido como un espacio de reflexión y construcción de conocimiento que pueda influir eficazmente en la práctica del trabajo con las comunidades, en la redefinición del papel de personas técnicas, líderes y profesionales y en la búsqueda de estrategias metodológicas comunitarias orientadas a lograr mejores resultados con los programas y proyectos que se implementan en las comunidades.

Está destinado a los equipos técnicos (de las áreas social, agrícola y ambiental, salud y nutrición) de los proyectos de soberanía alimentaria, que se desarrollan en comunidades indígenas de Sao Paulo de Olivença y Benjamin Constant – en la frontera brasileña; en comunidades indígenas de Caballococha – en la frontera peruana; y en comunidades indígenas de Puerto Nariño y Leticia – en la frontera colombiana; así como líderes indígenas de distintas comunidades y organizaciones que tienen a cargo proyectos comunitarios en la Amazonia. Tiene cinco ejes transversales que se desarrollarán de manera integrada: 1. Contexto Amazónico 2. Cosmovisión, espiritualidad e interculturalidad 3. Buen Vivir y Planes de Vida 4. Soberanía alimentaria y Buen Vivir 5. Metodologías comunitarias y multiculturales.

Un nuevo camino que nos acerca más a nuestra misión de trabajar por y para los derechos de los pueblos indígenas y la justicia socioambiental.

 

Por: Servicio Jesuita Panamazónico - SJPAM