Unicef alerta en su último informe sobre el riesgo de abandono escolar de los niños más vulnerables a causa del Covid-19. En América Latina y el Caribe, tras siete meses de pandemia, el 97 por ciento de los estudiantes de la región no puede continuar con su educación habitual. 

 

“Educación en pausa”. Es el título del nuevo informe Unicef sobre las consecuencias del Covid 19 en la educación, que evidencia como tras siete meses de pandemia, el virus ha privado al 97 por ciento de los estudiantes de la región de continuar con su educación habitual. De hecho, como señala el subtítulo del informe, a causa del Covid 19 “una generación de niños y niñas en América Latina y el Caribe está perdiendo la escolarización”

Desde el comienzo de la pandemia, los niños de América Latina y el Caribe ya han perdido, en promedio, cuatro veces más días de escuela (174) que el resto del mundo, informa UNICEF, evidenciando además que en la región, con más de 11 millones de casos de Covid-19 hasta la fecha, la mayoría de los estudiantes corren el riesgo de perder todo el año escolar.

“El cierre prolongado de las escuelas ha significado que aproximadamente 137 millones de niños y niñas continúen sin recibir educación presencial. Para cada niño, niña y adolescente, esta pérdida tiene graves implicaciones para su futuro y cada día que pasa con las escuelas cerradas se va dando forma a una catástrofe generacional, que tendrá profundas consecuencias para la sociedad en su conjunto.”

El informe evidencia que mientras las escuelas se están reabriendo gradualmente en diversas partes del mundo, la mayoría de las clases en la región de América Latina y el Caribe siguen cerradas y más de un tercio aún debe fijar una fecha para la reapertura de las escuelas. Asimismo, muestra que el Covid-19 ha ampliado aún más la brecha educativa entre las familias ricas y pobres de América Latina y el Caribe,  aumentando drásticamente el porcentaje de niños que no reciben ningún tipo de educación en la región:  del 4 al 18 por ciento en los últimos meses.

“El Covid-19 podría contribuir al abandono escolar de ulteriores 3 millones de niños en América Latina y el Caribe”

El apoyo de UNICEF en la educación

Junto con sus asociados, los equipos del UNICEF están trabajando en todos los países de América Latina y el Caribe para proteger el derecho de los niños a la educación. Desde que se cerraron las escuelas, unos 42 millones de estudiantes de la región reciben educación a distancia y en el hogar, con el apoyo del UNICEF a través de la radio, la televisión, Internet y otras plataformas. Sin embargo, las nuevas estimaciones de UNICEF sugieren que, a pesar de los esfuerzos del gobierno, sólo 1 de cada 2 niños en las escuelas públicas tiene acceso a una educación a distancia de calidad en su casa, en comparación con 3 de cada 4 niños en las escuelas privadas.

“Los programas educativos a través de radio, televisión e Internet deberían reforzarse para llegar a los estudiantes que están menos conectados a Internet.”

Apoyo escolar especial para los más vulnerables

El informe de UNICEF señala también que los niños que corren un mayor riesgo de abandonar la escuela, como los migrantes, los menores de las comunidades indígenas o con discapacidad, deberían recibir apoyo escolar especial. Deberían introducirse incentivos económicos - como el apoyo a las matrículas escolares, los gastos de comedor o el transporte escolar - para alentar a los padres a enviar a sus hijos a la escuela. "En América Latina y el Caribe, el Covid-19 ha empujado a millones de familias a la pobreza", afirma Bernt Aasen, Director Regional Interino del UNICEF para América Latina y el Caribe. "Sin ayuda, muchos padres no tendrán más remedio que sacrificar la educación de sus hijos. No es demasiado tarde para construir sistemas escolares mejores, más resilientes e inclusivos respecto a los existentes antes de la pandemia. Ahora es urgente volver a llevar a los niños a la escuela, de acuerdo con los criterios de salud pública".

Reapertura de escuelas prioritaria para los gobiernos

Dado que una de cada seis escuelas de América Latina y el Caribe no tiene acceso al agua, UNICEF pide a los gobiernos que aceleren urgentemente los planes de reapertura de las escuelas, instalando también estructuras hídricas e higiénico sanitarias, capacitando a los maestros y adoptando enfoques más inclusivos del aprendizaje. Aunque la situación epidemiológica es diferente entre y dentro de los países, la reapertura de las escuelas debe ser una prioridad para los gobiernos. De ahí la exhortación a los países de la región a que protejan y amplíen los recursos destinados a la educación, prestando especial atención a las necesidades de los niños marginados de la sociedad, que corren un mayor riesgo de abandonar la escuela.

 

Fuente: Vatican News