LatiCe comparte esta vez con ustedes tres artículos sobre la resistencia popular a los proyectos de mega minería. El primer artículo de esta publicación está escrito por la Organización Juvenil Comuna Amazónica y describe la resistencia a los proyectos petroleros y mega mineros en el Amazonas. Una lucha que se viene llevando a cabo en Ecuador desde hace 20 años. El artículo afirma que la mayoría de los ingresos de Ecuador provienen de la explotación petrolera, por lo tanto, la idea de que no hay alternativa al extractivismo le ha sido impuesta al pueblo, y así se legitiman las concesiones mineras entregadas a las transnacionales. Esta situación viola permanentemente el derecho de los pueblos a la consulta previa, y justifica la persecución y criminalización de la protesta social y de sus dirigentes de base y representantes.

El otro artículo que forma parte de esta publicación es de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el NO A LA MINA. Desde finales de 2002 se encuentran organizados para defender el agua y la vida. Chubut cuenta con un total de 135 proyectos mineros, la mitad de los cuales se implementan en condiciones irregulares. Se afirma que, en consonancia con las políticas nacionales, existen planes para avanzar en los proyectos extractivos de gas y petróleo con el uso de métodos no convencionales (fracking), lo que ha dado lugar a protestas y demandas. En Chubut, así como en muchas otras provincias además de oro y plata, también existe plomo y uranio.

El tercer artículo incluido en esta publicación ha sido escrito por Lina Solano Ortiz, una de las fundadoras de las Mujeres Defensoras de la Pachamama. La autora discute el papel de las mujeres Defensoras de la Pachamama en el conflicto por el Proyecto Minero Río Blanco. El artículo se centra en visibilizar los impactos sociales causados por este proyecto de mega minería. Para Solano Ortíz la criminalización de la protesta social es crucial para entender el proceso que lleva a las mujeres campesinas, muchas de ellas con poca educación y sin experiencia organizativa, a convertirse en defensoras de derechos y en activistas que se oponen a los megaproyectos. Lo que las llevó a abandonar el ámbito doméstico para ser parte activa en el conflicto minero fue sobre todo proteger el agua, algo que ellas consideran un recurso fundamental para la vida.


Para descargar el texto en formato PDF, haga clic en el enlace a continuación y descargue el archivo: http://www.biodiversidadla.org/content/download/106796/797843/version/1/file/

Artículos y texto tomados de http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Por_que_nos_oponemos_a_la_megamineria