Según el sacerdote Jesuita, José María Tojeira, el Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar, anunció en la reunión del clero del 4 de marzo que iba a dar inicio a la investigación sobre la vida del Padre Rutilio Grande y de esta forma iniciar su causa de beatificación.

Rutilio Grande fue asesinado 12 de marzo de 1977, el crimen fue atribuido a la Guardia Nacional por casusa de su compromiso con las clases más pobres en El Salvador. Fue emboscado cuando se dirigía a oficiar una misa en el Paisnal, municipio de San Salvador. Junto a él fueron asesinados dos de sus colaboradores Manuel Solórzano y el joven Nelson Rutilio Lemus.

Tojeira dijo que Escobar mencionó, delante de más de 100 sacerdotes, que iniciaría los trámites de la beatificación del padre Rutilio Grande y que designaría a un sacerdote para que empezara la investigación.

“Hay que abrir un proceso diocesano, ese no está abierto todavía, pero dijo (el Arzobispo) que ya había encargado a un sacerdote para que fuera buscando material y poder abrir el proceso diocesano, para el caso de beatificación de Rutilio Grande como mártir”, dijo Tojeira.

Rutilio Grande, en sus homilías y trabajo siempre figuró la denuncia de las desigualdades de la época, y su asesinado fue para acallar sus denuncias. Fue precisamente este hecho el que inspiró al entonces arzobispo de San Salvador, monseñor Óscar Arnulfo Romero, a denunciar la injusticia social. Romero fue asesinado por la misma causa el 24 de marzo de 1980.

“Nosotros tenemos que dar mucha información de él, estaríamos muy dispuestos a brindarla. Sería para nosotros un honor que el Arzobispo haya fijado sus ojos el Rutilio Grande y quiera iniciar el proceso de beatificación. Nosotros estábamos convencidos de que era un mártir, y estábamos esperando beatificar a Monseñor Romero para introducir la causa de beatificación de Rutilio, pero el Arzobispo se ha adelantado”, dijo a ContraPunto, Tojeira.
En la actualidad, el gesto y la vida del padre Rutilio han sido recordados de diferentes maneras en su municipio y fuera del mismo. Una de esos recuerdos de su visión era el mural de la parroquia de El Paisnal. Un mural que fue removido en 2013.

“Rutilio fue un gran sacerdote, un hombre muy preocupado por la formación del clero y siempre pendiente de acompañamiento del campesino y de los pobres; y en ese sentido fue un hombre de vida sacerdotal y también de vida a los más necesitados. En nuestros días es un modelo exigente, una persona que dio su vida por servir a los más pobres”, expresó Tojeira, al explicar la importancia del sacerdote para la comunidad salvadoreña.

[http://www.contrapunto.com.sv/ddhh/iglesia-gestionara-beatificacion-de-padre-rutilio-grande http://www.contrapunto.com.sv/ddhh/iglesia-gestionara-beatificacion-de-padre-rutilio-grande]