Compartimos la conversación que tuvo John ByrdCoordinador de Comunicaciones de Magis America con Irma Mariño , líder de la Iniciativa Ecología Integral y Pan Amazónica de Fe y Alegría. Discutieron las amplias propuestas de la iniciativa, su comprensión de la “Ecología Integral” y el marco de referencia que próximamente se publicará “Aprender juntos a cuidar nuestra casa común”.

Este artículo ofrece una excelente descripción general de la historia de la iniciativa y de cómo Irma y su equipo están infundiendo un compromiso con la justicia ecológica en todo Fe y Alegría

“Aprender juntos a cuidar nuestra casa común” significa que la Ecología se convierte en un elemento rector de todo lo que hacemos.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de conversar con Irma Mariño, líder de la Iniciativa Ecología Integral y PanAmazónica de Fe y Alegría. Esta iniciativa busca unir y acompañar a los diversos elementos de la Federación Internacional de Fe y Alegría, o Fe y Alegría Internacional, en su respuesta a uno de los desafíos más apremiantes de nuestro mundo: el cuidado de nuestra Casa Común. El Papa Francisco llamó nuestra atención sobre la importancia de esta causa en 2015 con su Encíclica Laudato Sí y los jesuitas han identificado la misma en sus Preferencias Apostólicas Universales. Desde la perspectiva de Fe y Alegría (FyA), Irma y los demás miembros de esta iniciativa están poniendo de su parte para responder a este llamado a la acción e inspirar a toda la comunidad FyA a unirse a ellos. Según Irma, “las consecuencias para las generaciones presentes y futuras son bastante graves, son muy preocupantes. Aquí, desde el ámbito educativo y comunitario, Fe y Alegría tiene una voz importante”.

Desde 2018, FyA utiliza esta voz para llamar la atención sobre la importancia de cuidar nuestra Casa Común. Durante los primeros años, el equipo del proyecto “Por la Panamazonía” organizó sus esfuerzos en torno a tres temas: educación intercultural, educación intercultural bilingüe y cuidado de la Casa Común. En 2021, FyA identificó 12 iniciativas federativas que “unen la dimensión “horizontal” con la dimensión “vertical” de la gobernanza institucional”, y transformó este grupo de trabajo en una iniciativa global para toda FyA.

Cuando el grupo comenzó a considerar su papel como una iniciativa central de Fe y Alegría Internacional, la diversidad de experiencias y acciones de FyA en torno a la ecología se hizo evidente. Esto llevó al grupo a poner un nuevo enfoque en una visión de “Ecología integral” que podría unir a la Federación Internacional . “Dimos más peso a la ecología integral por el desafío de la universalidad en el conjunto del Movimiento”, dice Irma. “Sin perder nuestra inspiración, nuestra fuente que son los mundos amazónicos… Ahora debemos hablar también de las cuencas de África. Este fue, para nosotros, un nuevo desafío; mirar más globalmente”. 

La diversidad y transversalidad de esta iniciativa es a la vez una gran promesa y un gran desafío, similar al peligro del cambio climático a nivel global. Cada persona contribuye al cuidado de nuestra Casa Común, positiva o negativamente, independientemente de si vivimos en una ciudad de Norteamérica o en un pueblo de la Amazonía. Esta “transversalidad” significa que la Iniciativa Ecología Integral y Panamazónica tiene implicaciones para todo el Movimiento Fe y Alegría.  “La ecología integral tiene que ser un eje transversal en todas las acciones de este movimiento federativo”, explica Irma “A todos los niveles. Desde el nivel más directivo, pero también en la diversidad de presencia de Fe y Alegría. La Federación Internacional no está sólo en las escuelas. También está presente en centros sociales y otras instituciones. La ecología integral debe estar presente en todo . Impulsando procesos y acciones estratégicas en la gestión institucional y pedagógica, en la convivencia y nuevos liderazgos, en la capacidad de alianzas e incidencia local, regional e internacional”.

Para comprender el papel que tenemos cada uno de nosotros en este enfoque transversal e integral de la ecología, Irma explicó que debemos comenzar por contemplar nuestra propia realidad para vernos en esta misión. “Aprendemos a leer nuestro entorno en todas sus dimensiones. Para conectar. Sentir y comprender nuestro mundo”. Irma explica: “Para ver y mostrar lo que está sucediendo en nuestro mundo. El dolor. La lucha. La esperanza… de ver la vida en toda su complejidad”. Desde esta contemplación podemos comprender mejor nuestro propio papel en la ecología integral y el desafío de promover una ciudadanía ecológica que cuide la casa común. Utilizando los recursos educativos que la Iniciativa ha desarrollado para todos los grupos de edad, abogando por políticas ecológicamente responsables a nivel local y global, o simplemente tomando medidas personales para ser más sostenible, la ecología integral comienza con la reflexión personal y comunitaria. Esto nos lleva a la acción. Proponerse transformar situaciones que amenazan la plenitud de la vida, incluyendo la deforestación, la minería ilegal, la contaminación de ríos y fuentes de agua, así como el asesinato de defensores de la tierra y el medio ambiente.

Al mismo tiempo, la ecología integral debe llevarnos al diálogo y la colaboración. “Necesitamos dialogar con otros, construir y generar una red, un tejido de alianzas. Esto significa voluntad de apertura”,  explica Irma. Por su parte, la iniciativa ha convocado a varios encuentros virtuales y presenciales desde 2021 para discutir los desafíos y oportunidades de Fe y Alegría en el ámbito del cuidado de la Casa Común y la Panamazónica. Este proceso de diálogo y reflexión ha llevado a la iniciativa de elaborar un Marco de Referencia para la Ecología Integral.

En febrero de 2024, Irma y su equipo presentaron a los directores nacionales de Fe y Alegría este nuevo marco de la iniciativa “Aprender juntos a cuidar nuestra casa común”. Este documento, que se publicará en los próximos meses, recoge la historia de esta iniciativa y propone un camino ambicioso para su trabajo global e integral en la Federación Internacional. En su marco conceptual, el documento ofrece una revisión de la ecología integral, a partir de la encíclica Laudato Sí y los documentos producidos en torno al Sínodo para la Amazonía. Sobre esta base, pasa a ofrecer enfoques que iluminen las experiencias, prácticas y procesos impulsados ​​por la Iniciativa, y propone procesos educativos que orienten la incorporación de la ecología integral en los diversos ámbitos de la Federación.

Además de todos los elementos prácticos y orientadores del nuevo marco, el documento también sirve como un llamado a todo el Movimiento. Como explicó Irma en nuestra conversación, esta iniciativa es inclusiva y participa toda la comunidad educativa. Según ella, la ecología integral debe ir más allá de nuestras aulas; tiene que salir del patio de recreo de nuestras escuelas y convertirse en un propósito para toda la comunidad. El documento lo describe así:  “Incorporar a la familia y la comunidad en el proceso de construcción de ciudadanía ecológica va más allá de los límites del aula, extendiendo la conexión de amistad, cuidado, fraternidad y colaboración más allá del ámbito escolar”.

El 22 de abril conmemoramos el Día de la Tierra. En esta ocasión agradecemos el trabajo de Irma, de todo su equipo de Ecología Integral y Iniciativa Pan Amazónica, y de todos los integrantes de Fe y Alegría que incorporan esta visión en su trabajo diario. Creemos que la educación es una herramienta de transformación social  y, incorporando la ecología integral en nuestras comunidades educativas, damos un paso más hacia una sociedad sostenible y justa para todos.

 

Con información de magisamericas.org