Hoy, 16 de noviembre, recordamos la fatídica noche en que fueron asesinados seis jesuitas y dos laicas en las instalaciones de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) de El Salvador en 1989. Con este motivo, la Revista Factum del país ha reconstruido las llamadas que recibieran las emisoras de la época amenazando al P. Ignacio Ellacuría SJ.

 

El 11 de noviembre de 1989, en plena guerra civil salvadoreña, horas después de estallar la ofensiva “Hasta el Tope” del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el Centro de Información Nacional, con sede en el ejército, ordenó que todas las emisoras de radio se unieran a una cadena nacional que se transmitió con señal piloto desde Radio Cadena Cuscatlán, la radio de la Fuerza Armada de El Salvador. En esa cadena hubo llamadas telefónicas de supuestos radioescuchas que pedían que mataran al padre Ignacio Ellacuría y a otros sacerdotes jesuitas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

Frases de amenazas en incitación al asesinato de los jesuitas resonaron esa noche: «¡Yo creo que a Ellacuría y a los demás jesuitas los deberían sacar de la UCA y matarlos a escupidas! ¡Esto que está haciendo la guerrilla es por culpa de ellos! ¡Que le corten la cabeza, hombre!».

Revista Factum ha reconstruido esas llamadas telefónicas con base en informes de Naciones Unidas, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la UCA y de lo que quedó en la memoria de personajes que escucharon aquella cadena nacional en la radio Cuscatlán, cinco días antes de la masacre de los sacerdotes jesuitas y sus dos colaboradoras.

 

Imagen e información de revistafactum.com