En la Fiesta de todos los Santos y Beatos de la Compañía de Jesús, este 5 de noviembre, recordamos a quienes nos dejaron su ejemplo de vida y compromiso como jesuitas. Ellos, a ejemplo de San Ignacio, han entregado su vida al servicio de la misión de Cristo.

Por ello, en este día, rezamos junto con ellos para que sigan creciendo las Vocaciones en la mínima Compañía de Jesús, y de esta manera poder seguir cumpliendo nuestra misión, trabajando para que mujeres y hombres puedan reconciliarse con Dios, consigo mismos, con los demás, y con la creación.

 

Oficina de Comunicaciones CPAL