El Padre Joseph Shih, miembro de la Provincia China de la Compañía de Jesús, cumplía hace unos días 95 años y ha fallecido la mañana del 2 de septiembre. En la siguiente entrevista, el padre Lombardi recuerda a su hermano jesuita que trabajó durante 30 años en Radio Vaticano.

 

El padre Joseph Shih, nacido en 1926 en Ningbo, provincia de Zhejiang, China, pasó su vida al servicio de la Iglesia desde muy joven. Creció en una familia con diez hijos y a los 18 años, en 1944, entró en el noviciado de los jesuitas en Xujiahui, Shanghai. En 1957 fue ordenado sacerdote en la catedral de Baguio (Filipinas). Después se fue a Roma, donde enseñó en la Pontificia Universidad Gregoriana durante 35 años y durante 30 años trabajó en la sección china de Radio Vaticano. A lo largo de los años colaboró con la Santa Sede en muchos asuntos relacionados con China. Después regresó a China y vino a Italia durante algunos periodos, pero desde la llegada de Covid, no había vuelto a su país natal.

El 28 de agosto tenía 95 años, 77 de los cuales había vivido como jesuita. Su muerte tuvo lugar la mañana del 2 de septiembre en la enfermería "San Pietro Canisio". En una entrevista concedida a Vatican News, el padre Federico Lombardi, quien en 1991 se convirtió en director de programas de Radio Vaticano y luego fue director general de la misma emisora desde 2005 hasta 2016, comparte algunos recuerdos sobre el padre Shih.

Padre Lombardi recuerda al jesuita Joseph Shih

"Le tengo mucho cariño al padre Shih, sobre todo porque viví con él en la misma comunidad y trabajamos juntos en Radio Vaticano durante mucho tiempo", explica Lombardi y añade:

"Él ya había empezado antes de que yo llegara a Radio Vaticano. Era un hombre extremadamente cortés, amable, simpático y trabajador. Lo recuerdo bien, todos los días en la Sección China de la Radio durante casi toda la jornada, trabajando él mismo y acompañando el trabajo de sus colaboradores, que era -y sigue siendo- un trabajo ciclópeo, porque la transmisión china de Radio Vaticano en todos los años de servicio del padre Shih era una transmisión que duraba 42 minutos completa con audio. Por lo tanto, había una gran cantidad de texto, que se preparaba y se leía por el micrófono todos los días".

Además, el padre Lombardi puntualiza que el jesuita Joseph Shih fue entonces uno de los primeros en Radio Vaticano "que fue plenamente consciente de la importancia de Internet y, por tanto, se comprometió a publicar en el sitio web de la Radio, la página en chino, los textos de las transmisiones, textos que no eran sólo de información sino, aún más, de formación religiosa y cultural, y publicó -pienso- a lo largo de los años, decenas de miles de páginas en chino en el sitio web de Radio Vaticano, con materiales muy interesantes".

En particular -afirma el ex director de Radio Vaticano- quiero recordar la traducción íntegra de un hermoso libro del padre Vanhoye, el cardenal jesuita biblista recientemente fallecido, que era de homilías y comentarios a la Sagrada Escritura muy útiles para el trabajo pastoral:

“El padre Shih se encargó de traducirlo completamente. Esta fue sólo una de las contribuciones publicadas en el sitio web chino de Radio Vaticano. Así pues, la suya fue una labor verdaderamente ingente realizada fielmente cada día durante décadas, junto con sus colaboradores, en beneficio de los oyentes chinos y de la Iglesia en China”

 

Imagen e información de vaticannews.va