En el encuentro también participaron líderes indígenas, como el Cacique Dadá Borari de la Amazonia, el prestigioso científico ecologista, Greg Asner, quien fuera el primero en mapear la deforestación ilegal de la Amazonia brasileña, y otros líderes de distintas regiones.

 

Una delegación del Movimiento Laudato Si’, encabezada por la Dra. Lorna Gold, presidenta de Laudato Si’ Movement y Tomás Insua, Director Ejecutivo del Movimiento, se reunió con el Santo Padre Francisco. Fueron acompañados por el padre Joshtrom Kureethadam, del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

En el encuentro, de 75 minutos, también participaron líderes indígenas, como el Cacique Dadá Borari de la Amazonia, el prestigioso científico ecologista, Greg Asnerquien fuera el primero en mapear la deforestación ilegal de la Amazonia brasileña, y otros líderes de distintas regiones.

Después de la reunión, el Cacique Dadá compartió lo que supone este momento para los pueblos indígenas de todo Brasil. "Para nosotros, es un momento de lucha, un momento de gran determinación, y de pedir el apoyo del Papa Francisco… El Papa Francisco nos aseguró y estará dando todo el apoyo, y será posible que cambiemos esta visión capitalista de la sociedad que hoy quiere criminalizar al movimiento social. Así que él está disponible, listo para ayudar a la población indígena de todas las regiones, especialmente en la Amazonía".

El encuentro con el Santo Padre, el primero desde el cambio de nombre del Movimiento el mes pasado, tuvo como eje principal el diálogo y colaboración entre la Iglesia y otros sectores de la sociedad, particularmente aquellos de las periferias, para responder con urgencia a la crisis ecológica. Ello dio impulso a la petición Planeta Sano, Gente Sana y otros proyectos en colaboración con el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, como la Plataforma de Acción Laudato Si.

La Dra. Lorna Gold, se mostró emocionada por el encuentro en el que el Papa “nos pidió que entablemos un diálogo profundo con las periferias” y “nos hizo comprender lo que realmente significa haber pasado de ser el Movimiento Católico Mundial por el Clima al Movimiento Laudato Si’.” La cercanía del Papa fue un gesto muy alentador para el movimiento, para encarar esta próxima etapa del nuevo nombre.

Francisco se mostró, como es habitual, cercano y preocupado por la situación actual y los últimos informes científicos que alertan del agravamiento de la situación global.

El encuentro se produjo a solo 24 horas de que miles de indígenas marcharan por las calles de Brasilia, reclamando sus derechos sobre las tierras a la Corte Suprema de Brasil. 

Luego del encuentro, Cacique Dadá Borari, indicó que el Papa Francisco manifestó todo su apoyo en la lucha de los pueblos originarios de la Amazonía brasileña y se mostró disponible para ayudar en lo que fuese necesario.

 

Imágenes e información de religiondigital.org