En una carta dirigida a Walmor Oliveira, arzobispo de Belo Horizonte y presidente de la Conferencia Nacional de Obispos, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) se ha unido al clamor de todo Brasil y, en especial, con Manaos ante el avance de la segunda ola de coronavirus.

Los obispos de América Latina y el Caribe se hacen “eco de su ‘llamado urgente’ a la acción inmediata de las autoridades gubernamentales del Brasil para actuar con la debida diligencia, celeridad y eficacia” para frenar la pandemia sobre todo en el Amazonas.

Amor fraterno en tiempos difíciles
También han extendido el llamado de Oliveira a todos los actores sociales del Brasil para “enfrentar con prontitud el avance de la pandemia en vuestro amado país”, por tanto “le respaldamos plenamente cuando Ud. manifiesta la necesidad de aplicar los debidos protocolos con sumo cuidado y responsabilidad para enfrentar la pandemia, así como su llamado al cambio de estilo de vida como lo propone el Papa Francisco en Laudato Si’”.

“Sin duda, la atención preferencial debe estar en las personas más vulnerables, los empobrecidos, los pueblos originarios y los sectores más desprotegidos de Manaos y de la sociedad brasilera”, acotaron.

Una vez más han recordado la invitación de Francisco en Fratelli Tutti a “reconocer y amar a cada persona con un amor sin fronteras, sin límites, que vaya al encuentro y sea capaz de superar toda distancia de cualquier tipo, vivir un amor fraterno, en su dimensión universal”, porque “es el amor que debemos demostrar en estos difíciles momentos; con evidencias concretas de amistad social”.

Foto: Sinergias Brasil

Por: ÁNGEL ALBERTO MORILLO

Fuente: https://www.vidanuevadigital.com