El pasado 27 de octubre se llevó a cabo un encuentro virtual de los delegados del sector social y educativo de la Compañía de Jesús para compartir los retos y oportunidades de las instituciones educativas en este tiempo de pandemia.

 

El encuentro fue organizado por GIAN-Education, la Red Global Ignaciana de Incidencia en el tema de Educación (Global Ignatian Advocacy Network on Education), cuya coordinación está a cargo del P. Carlos Fritzen, también coordinador general de la FIFyA.

En este encuentro participaron delegados sociales y educativos de 5 de las 6 Conferencias de Provinciales de la Compañía de Jesús alrededor del mundo y también se sumaron el Secretario para la Educación Presecundaria y Secundaria, P. José Mesa y el Secretario para la Justicia Social y la Ecología, P. Xavier Jeyaraj.

Sobre el impacto de la pandemia en el derecho a la educación de calidad en las distintas Conferencias, el P. Carlos Fritzen señaló que “tuvimos la oportunidad de escuchar las perspectivas del sector social y de educación, profundizando y reflexionando sobre las experiencias compartidas.”

Durante el desarrollo del webinar los delegados manifestaron, según sus zonas geográficas, los retos que enfrentan en cuanto a educación y pronto fue claro que hay mucho en común, aunque con distintos acentos. Así, mientras en Europa y Norteamérica se trabaja por fortalecer la calidad en la educación ofrecida, en África, Asia y partes de Latinoamérica el énfasis es en promover el acceso a la educación.

Lo cierto es que la actual situación de pandemia está siendo afrontada con respuestas creativas, siguiendo la tradición de la Compañía que siempre ha buscado responder a contextos rápidamente cambiantes.

En definitiva, se concluyó que hay muchos más elementos en común de los que se percibía y que durante esta crisis sanitaria la calidad educativa, la población afectada (en especial los más vulnerables), el financiamiento educativo y la educación para la democracia son temas prioritarios.

La participación de ambos secretarios de la Compañía enriqueció el diálogo y entre todos los participantes se identificaron posibles temas comunes para trabajar en la promoción del derecho a la educación de calidad durante los próximos años, proyectando qué se puede hacer conjuntamente, dando el primer paso para promover el trabajo intersectorial entre conferencias y con otras GIAN que representan otros sectores (migración, minería y ecología integral).

El deseo por colaborar resaltando las nuevas narrativas, trabajando desde lo positivo y rescatando las buenas prácticas desarrolladas fue la gran conclusión. Esta mirada se alinea con el mensaje que el Papa Francisco expresó durante el lanzamiento del Pacto Educativo Global: “Es hora de mirar hacia adelante con valentía y esperanza. Que nos sostenga la convicción de que en la educación se encuentra la semilla de la esperanza: una esperanza de paz y de justicia. Una esperanza de belleza, de bondad; una esperanza de armonía social”.

 

Por: Comunicaciones FIFyA con apoyo Secretaría Ejecutiva