Jimaní, a 1 de Marzo de 2014. En la tarde de ayer, siendo las 4 p.m, se registraron unos graves incidentes en el proyecto de reubicación de las familias de Boca de Cachón afectadas por la crecida del lago debido a que gran parte de los obreros que laboran en esta construcción tenían atrasos en el pago de sus salarios. Según testimonios de algunos trabajadores, los impagos en sus salarios se remontaban a los meses de noviembre, aunque a la mayoría de ellos se les adeudaban los meses de enero y febrero. Esto origino que los obreros se amotinaran, cuando se les comunico nuevamente que hoy tampoco recibirían sus prestaciones, y empezara una batalla campal donde los trabajadores arrojaban piedras mientras los militares encargados de la seguridad de la obra disparaban al aire y sobre los trabajadores.

Estos incidentes se saldaron con 5 heridos graves por arma de fuego y 55 heridos leves con contusiones, golpes y otros cuadros médicos de menor importancia que fueron atendidos en los hospitales de la Descubierta y Jimaní. A esta hora los heridos leves permanecen bajo custodia y protección en dependencias policiales, a la espera de lo que mañana dictamine el ministerio público. De los heridos de gravedad, dos de las personas están siendo referidas a hospitales de Santo Domingo y están en situación crítica de salud con pronóstico reservado. Las otras tres personas permanecen en observación en el Hospital Jaime Mota de Barahona.

Como daños materiales causados durante la revuelta podemos señalar la quema de una carpa y una vivienda de las 560 construidas para albergar a las familias afectadas por la crecida del lago. También hay pequeños desperfectos en vallas y empalizadas.

Según el código de los trabajadores dominicanos, el salario es la retribución que el empleador debe pagar al trabajador como compensación del trabajo realizado y no puede ser pagado en periodos mayores de un mes. En este proyecto, a cargo del Mayor General del Ejército Nacional Rafael E. De Luna Pichirilo, con anterioridad a este incidente se habían presentado problemas de tardanza excesiva en el pago de los salarios a los trabajadores, lo que había llevado a muchos de ellos a abandonar la obra.

Esta circunstancia ha llenado de preocupación a los vecinos de Boca de Cachón y distintas ONG´s que no entienden la situación de demora en los salarios de los obreros y las repercusiones que esta problemática podrá tener en la finalización del proyecto de reubicación.