Del 19 al 21 de marzo, la Ciudad del Saber en Panamá fue el escenario de la Asamblea General de  este 2024.  Un evento que congregó a  81 líderes y representantes de más de 30 países, con un compromiso común:  una educación inclusiva y transformadora en comunidades globales.

La jornada comenzó con una cálida bienvenida a cargo del coordinador general de la Federación Internacional, Dani Villanueva, SJ, seguida de una conmovedora oración dirigida por representantes de Fe y Alegría Perú, que sentó las bases para un primer día lleno de reflexión y colaboración.

El evento se enfocó en dos grandes reflexiones: la práctica educativa de Fe y Alegría y la sostenibilidad del movimiento. Expertos en educación, incluida la destacada socióloga, investigadora y educadora Sylvia Schmelkes, contribuyeron con sus perspectivas enriquecedoras.

El taller de pedagogías transformadoras, liderado por Lucila Cerillo, coordinadora del eje 1, generó reflexiones valiosas por parte de directores de diferentes países, quienes analizaron las prácticas compartidas según sus contextos específicos.

Además de discusiones sobre la actualización del sistema de calidad;  y se presentó el presupuesto y los informes financieros y de gestión del año anterior. También  se socializó la nueva propuesta del plan de implementación 2024-2025, derivada de la evaluación de medio término. Todo fue bien recibido y aprobado por los asambleistas.

En esta ocasión también se eligió a la hermana Nancy Fretes Odn,  actual directora de FyA en Paraguay como nueva miembro de la Junta Directiva federativa.

Para ella, este nuevo rol es una oportunidad de buscar estrategias comunes para fortalecer el movimiento, trabajando en conjunto hacia la sostenibilidad y sinergia.

Durante la jornada también se sostuvo un diálogo sobre la sostenibilidad y la incidencia como movimiento global; además del trabajo con antiguos alumnos de colegios y universidades jesuitas, destacando la importancia de mantener un enfoque inclusivo y sostenible en la educación.

El último día los participantes visitaron las instalaciones de Fe y Alegría en Panamá y conocieron uno de los proyectos desarrollados por esta oficina nacional. En las horas de la tarde se desarrollo el conversatorio “Educación y Movilidad Humana” donde se analizó la situación de las personas en movilidad humana, el impacto de esta situación para ellos y ellas y sus familias; y el papel clave de la educación para atender, enfrentar y comprender la migración como un derecho.

La Asamblea representa un paso significativo hacia la promoción de una educación que trasciende fronteras y transforma vidas, reafirmando el compromiso de Fe y Alegría con un futuro educativo más equitativo y justo.

 

María Paula Arango Zambrano

Con información de feyalegria.org