El equipo liderado por investigadores del Departamento de Humanidades y Filosofía de la Universidad Loyola analizará la aportación a la ética y la justicia cosmopolita del pensamiento y tradición jesuita en la Escuela Ibérica de la Paz y en la Escolástica Iberoamericana y su relación con el desarrollo social, cultural, político, económico y medioambiental.

 

Científicos del grupo de investigación Derechos Humanos, tradición jesuita y transformación social del Departamento de Humanidades y Filosofía de la Universidad Loyola (España), liderados por los investigadores Juan Antonio Senent y Eduardo Ibáñez, analizarán durante los próximos años la aportación a la ética y la justicia cosmopolita del pensamiento y tradición jesuita en la Escuela Ibérica de la Paz y en la Escolástica Iberoamericana y su relación con el desarrollo social, cultural, político, económico y medioambiental que ha supuesto dicha filosofía desde el siglo XVI y XVII hasta nuestra actualidad.

El proyecto titulado ‘Ética y justicia cosmopolita en la Escuela Ibérica de la Paz y la Escolástica Iberoamericana: aportaciones del pensamiento y tradición jesuita (PEMOSJ2)’, financiado por la Convocatoria de I+D+i 2020 del Ministerio de Ciencia e Innovación de España, analizará, aunará y pondrá en valor principalmente los principales tratados morales del jesuita Francisco Suarez, así como otras fuentes documentales de la época que constituyen un momento histórico de gestación de la globalización y de los retos éticos y de justicia cosmopolita de la contemporaneidad. Textos en los que se ofrecen respuestas a estos retos desde su origen en los siglos XVI y XVII y que siguen siendo relevantes para abordar la comprensión y orientación de los desafíos de la ética y la justicia ante la sociedad global.

Se trata de un estudio interdisciplinar que aúna distintas perspectivas científicas sobre el impacto del pensamiento y tradición jesuita en la configuración de las relaciones entre pueblos y culturas, ya que se realizará desde los estudios filosóficos, históricos, desde el derecho y la antropología, estableciendo un diálogo con los desafíos contemporáneos. Se estudiará así la relevancia de las aportaciones a los retos de la sociedad en los campos de las relaciones políticas internacionales, la sostenibilidad, la interculturalidad, las migraciones, la convivencia intercultural, de la sostenibilidad socio-económica y ambiental y al diálogo interreligioso que los misioneros jesuitas de la época dejaron en sus escritos.

Durante los cuatro años de duración del proyecto se realizarán revisiones, estudios comparados, traducciones y ediciones de obras, también se prepararán publicaciones y monográficos en revistas de alto impacto. Está prevista la organización de Workshops, seminarios y la celebración de un simposio internacional en Universidad Loyola. Se realizarán estancias e intercambios con expertos de la Universidad de Lisboa, Université Catolique de Louvain, Sorbonne Université, Universidad Nacional San Martín de Buenos Aires, Universidad Nacional de Asunción en Paraguay y la Pontificia Universidad Católica de Chile. Junto al equipo de investigadores de Loyola, forman parte del proyecto un equipo de investigadores que participan de otras universidades nacionales e internacionales de Francia, Bélgica, Alemania y Portugal, junto con otros de Estados Unidos, México, Perú, Argentina, Chile y Brasil.

El Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020 en su reto 6 plantea la necesidad de una mejor comprensión de los contextos actuales a través de la investigación de las ciencias sociales y humanidades. El proyecto que se presenta plantea un estudio interdisciplinar, desde la filosofía y la ética, la política, la historia, la antropología, y el derecho para poder investigar en torno a las obras de algunos de los precursores intelectuales de la modernidad.

Actualmente, volvemos a vivir un cambio de época y una nueva ola de mundialización y globalización que se puede enriquecer con el estudio de los procesos sociales e históricos del comienzo de la modernidad, en los cuales podemos detectar variantes o modelos alternativos, como el generado desde el pensamiento y la tradición jesuita. Estas propuestas influyeron en el derecho público estatal e internacional, en la fundamentación de los límites del poder político, la soberanía popular y la construcción moderna de la idea de los derechos humanos, la igual dignidad de las personas y de la convivencia intercultural y el intercambio pacífico entre distintos pueblos de la humanidad, pero fue posteriormente marginada a fines del siglo XVIII.

En el contexto en el que vivimos actualmente, este proyecto puede contribuir a profundizar y recuperar las virtualidades de otras matrices culturales de la época moderna para enfrentar algunos desafíos de la postmodernidad como la fundamentación de las bases éticas de la convivencia democrática cosmopolita y la defensa de la dignidad humana, entendida de modo plural y no monoculturalmente, que acoge los retos de las desigualdades de nuestro tiempo como las económicas, de acceso a oportunidades de desarrollo humano sostenible y de género. Así como contribuir a la regeneración democrática de las instituciones en una época de crisis social y política.

 

Información de Universidad Loyola