El Día Mundial de la Educación Católica se lanzó en 2002 en un Congreso de la OIEC en Brasilia. Se celebra en el Día de la Ascensión, que es 40 días después de Pascua. El Día está siendo relanzado por la OIEC y otras organizaciones este año para su vigésimo aniversario. Nos unimos a esta celebración con nuestro trabajo y oración.

La educación siempre será uno de los apostolados desde donde podemos servir más a los demás, empezando por los últimos y descartados mundo. Hoy en este día Mundial de la Educación Católica hacemos un llamado a todos y cada uno de los centros educativos, instituciones técnicas y Universidades, para que nos responsabilicemos con decisión ante la urgencia de promover el Derecho Universal a Educación de Calidad en el marco del Pacto Educativo Global (PEG) de manera interinstitucional, interprovincial e intersectorial.

No dejemos que el conformismo o la inercia de actuar, nos haga perder el horizonte de la solidaridad y la fraternidad con otros que requieren nuestra ayuda. Movilicemos nuestras redes de colegios y universidades católicas en función de estos grandes ideales que nos ha propuesto el Papa Francisco y la urgencia para sanar la herida educativa que está dejando esta pandemia.

Pueden obtener mayo información AQUÍ