El p. David Fernández, S.J., anterior rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, presentó virtualmente en la sala del Senado Universitario el libro “En voz alta, propuestas para una universidad comprometida con su tiempo”, una extraordinaria colección de escritos que recibió el reconocimiento de académicos, egresados y de empresarios que integran el patronato de la Ibero.

Pedro Padierna Bartning, presidente del FICSAC, Patronato Económico y de Desarrollo de la Universidad Iberoamericana, ofreció unas palabras sobre el p. David en su mensaje de apertura de la presentación editorial.

“El libro En voz alta nace de la idea de recuperar en un manuscrito el pensamiento de un hombre —David Fernández— que con sus obras y sus palabras ha tocado la vida y el alma de muchos seres humanos”.

“Su voz resuena con vehemencia y hasta con urgencia cuando expone con determinación luces y sombras que dan pista de cómo enfrentar los problemas que nos aquejan como sociedad”

“Tuvimos un espacio de diálogo aleccionador y fructífero, partiendo de un mutuo respeto; identificando convergencias y aceptando divergencias. La voz de David Fernández nace de un ejercicio de escuchar abierta y reflexivamente para generar acuerdos en favor de quienes más lo necesitan, pero también siempre buscando la excelencia y superación del ser humano, visión en la que siempre estuvimos alineados”

 

Para leer y descargar ingresa aquí:

 

Presentación

Pedro Padierna Bartning

Presidente del Consejo Directivo

Patronato de la Universidad Iberoamericana

La Compañía de Jesús se ha caracterizado por ser una orden religiosa que encontró en el ministerio de la enseñanza una de sus principales formas de incidir en la edificación de una sociedad justa, pacífica y solidaria. Por esa razón, en tiempos recientes los jesuitas han enfocado su misión a temas sociales como el rescate de las culturas originarias, la atención a sectores populares, la defensa de los excluidos, el apoyo a poblaciones migrantes, la justicia y dignificación humana de los más necesitados, la igualdad y la justicia, entre otras actividades.

El padre David Fernández Dávalos es un digno representante del pensamiento y actuar jesuítico. A través del trabajo en parroquias, las misiones populares, la producción artística, el fomento a la educación y el desarrollo de la investigación científica aplicada, el padre David ha sembrado la semilla de la justicia y la reconciliación entre quienes han sido tocados por su pensamiento.

Es un férreo crítico cuando no se respeta el derecho de las minorías. Su voz resuena cuando aborda cuestiones que atañen a nuestra Casa Común, y expone con determinación luces y sombras que dan pistas sobre cómo abordar los problemas que nos aquejan como sociedad; pero un rasgo que lo caracteriza, también, es su capacidad de escuchar y dialogar.

El diálogo que ha sostenido el padre David con su Patronato ha sido aleccionador y fructífero. Partiendo de un mutuo respeto hemos encontrado convergencias y aceptamos divergencias. La voz del padre David nace de un ejercicio permanente de escuchar abierta y reflexivamente, generando acuerdos y acciones inmediatas en favor de quienes más lo necesitan, pero siempre buscando la excelencia y superación del ser humano.

El Consejo Directivo del Patronato de la Universidad Iberoamericana es un grupo conformado por hombres y mujeres líderes en los ámbitos empresariales, académicos e intelectuales de nuestro país, quienes dirigen sus esfuerzos a colaborar significativamente en la formación de profesionistas de la más alta calidad. Todos nosotros comulgamos con los principios de la Compañía de Jesús. Por ello, establecimos con el padre David una relación de respeto, amistad y confianza que nos ha permitido transitar juntos en nuevos caminos e iniciativas exitosas que, con su visión, recorrimos, llegando a nuevos destinos, aprendiendo mutuamente, evolucionando y creciendo en la ruta adecuada que nos brinde la capacidad de ser más incluyentes y justos día con día.

Juntos, el padre David y su Patronato trabajamos por consolidar la vida académica de la Iberoamericana. La inclusión de jóvenes estudiantes de estratos sociales marginados le ha dado nuevos bríos a la vida universitaria. La realidad social y sus desafíos están frente a nosotros y hoy más que nunca debemos atender esos problemas mediante las herramientas que brindan la educación y la formación ignaciana. Nuestro objetivo es lograr un cambio solidario y sostenible.

En voz alta es un título trascendental publicado por el Patronato de la Universidad Iberoamericana, que recoge el pensar y el actuar de un sacerdote jesuita que camina y predica con la firme convicción de transformar el mundo de mujeres y hombres de buen corazón. Para el padre David la defensa de los derechos humanos es el cimiento de una sociedad libre y justa; por ello defiende, sin condición alguna, las garantías individuales de todo ser humano.

En voz alta recoge los discursos más significativos del padre David pronunciados durante su gestión como rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México-Tijuana. El propósito de la publicación es heredar a las generaciones presentes y venideras la visión de un ser humano altamente comprometido con su tiempo y con su entorno.

En materia de derechos humanos la convicción del padre David es profunda y se sostiene sobre un conjunto de principios firmes: no a la violencia contra la mujer, no a la discriminación, no a la desigualdad, no a la injustica y no a la inseguridad. El trabajo desarrollado como rector de la Universidad Iberoamericana ha sido precisamente tender los puentes necesarios para construir una ciudadanía responsable que levante la voz en defensa de los derechos de las personas.

El trabajo académico desarrollado al interior de las aulas se complementa con una formación integral que sensibiliza y fomenta la actuación del futuro profesionista en congruencia con las necesidades de los más vulnerables. El padre David es un hombre de corazón noble y generoso que busca mitigar la pobreza con la educación, y por ello En voz alta plantea el acceso igualitario a la educación superior a aquellas personas jóvenes de alto potencial académico que deseen estudiar en una Universidad confiada a la Compañía de Jesús. Es decir, un estudiante de excelencia tiene la oportunidad de realizar sus estudios en una universidad privada que tiene las características de una universidad pública.

El padre David sabe y reconoce que el mayor acto de rebeldía que puede darse en una sociedad es la educación. Por esa razón, reclama con una enérgica criticidad la necesidad de una reforma educativa que dé respuesta a la demanda de un modelo educativo transversal y multidisciplinario. Su visión vanguardista obliga a pensar una universidad que resuelva problemas y no reproduzca saberes inertes. La mayor aportación del padre David es pensar en la universidad como el vehículo catalizador que forme profesionistas con sentido humano y de responsabilidad solidaria con el bienestar de la Casa Común.

Al padre David lo caracteriza su virtud de constructor. Nos consta su capacidad de generar valor en las instituciones que a lo largo de su gestión se han incorporado a la Universidad. No obstante, su postura política frente a escenarios altamente delicados no le impiden expresarse en voz alta. Su capacidad ingente de mediación lo ha posicionado como un líder cuya voz es escuchada en la solución de conflictos y en negociaciones que requieren de inteligencia, justicia y sensatez. Definitivamente su vocación es la transformación de la realidad social y en ello su Patronato siempre lo ha respaldado.

En voz alta es un libro que permite adentrarnos en la mente de un hombre inteligente, justo y sensible frente a la realidad social. Por esta razón, quienes conformamos el Consejo Directivo del Patronato de la Universidad Iberoamericana consideramos que el pensamiento del padre David, expuesto en estas páginas, nos permite reflexionar y discernir sobre nuestra condición de individuos y sobre nuestro quehacer en la sociedad. Pensar y observar desde su perspectiva nos abre nuevos horizontes de entendimiento para pensarnos a nosotros mismos y a nuestro entorno.

Sin duda, En voz alta es un libro del cual el Patronato se siente orgulloso porque será un documento histórico que nos permitirá escuchar con sonoridad la voz de un jesuita que vive y actúa congruentemente con sus convicciones.