Compartimos el Boletín Informativo de la Compañía de Jesús en Cuba - Enero 2020. 

Uno de los textos principales es el artículo escrito por el P. David Pantaleón SJ, Superior de la Compañía de Jesús en Cuba:

 

Se inicia un nuevo año y enero viene marcado por nuestros ejercicios espirituales anuales de 8 días que acompañará el padre Alberto García del día 21 al 29. Terminados los ejercicios nos reuniremos durante tres días con el deseo de reflexionar y planificar juntos, de seguir creciendo por los caminos de la colaboración, el discernimiento y el trabajo en redes.

Nuevos movimientos de personal nos invitan a reorganizarnos en nuestras comunidades y misiones pastorales. El P. Francisco Escolástico ha sido destinado a trabajar en RD a partir del mes de febrero. En su lugar vendrá el sacerdote Blas Caba desde RD para colaborar en Santiago de Cuba. Junto con Blas vendrá el candidato Antonio Masferrer para hacer una experiencia apostólica dentro de su proceso vocacional. El P. Melvin Arias estará ayudando a la pastoral juvenil en RD y acompañando una situación familiar. El P. Osvaldo Concepción (Chocolate), que coordinaba hasta ahora la pastoral juvenil en RD, estará con nosotros viviendo durante un semestre en Villa San José, colaborando en la pastoral de Diezmero, San Francisco de Paula y en la Pastoral Juvenil.

La oficina de Espiritualidad comenzará a funcionar en Reina bajo la coordinación del P. Eduardo Llorens. Desde aquí tendremos un espacio concreto para fortalecer nuestras propuestas Ignacianas, una prioridad importante de nuestro servicio a la Iglesia y al pueblo cubano. Muchos compañeros jesuitas acompañan tandas de retiros a lo largo del año. Esperamos poder mantener también las ofertas de retiros de verano que había ofrecido hasta ahora el P. Timo (recientemente fallecido). Un equipo de acompañantes de retiros en la vida diaria, con la participación de laicos y religiosas, ha ido ampliando este programa en diversos lugares del país. Desde esta oficina todos estos programas pueden hacerse más visibles y eficientes. Tenemos la tarea de enriquecer nuestras ofertas aprovechando también el local que ya tenemos en Cienfuegos y comenzar a soñar con otro espacio para retiros en Camagüey.

Este año 2020 será nuestro último año como Provincia de las Antillas. Después de muchos años en que pasamos por diversas reorganizaciones internas que nos llevaron hasta lo que somos hoy (Miami, Cuba y RD), al amanecer del día 1 del año 2021 pasaremos a ser parte de una nueva provincia, la Provincia del Caribe. Guyana y Jamaica entrarán también como sección inglesa de la nueva provincia. Estamos pues en medio de una importante transición que nos pone de cara a la diversidad cultural y lingüística de esta región. Hemos llegado hasta aquí después de un proceso de discernimiento y reflexión buscando fortalecer nuestra misión con horizontes más amplios. Los desafíos son inmensos. Los asumimos con humildad y esperanza.

Algunos jóvenes se siguen acercando a la Compañía queriendo ser jesuitas. Con dos o tres de ellos queremos retomar la experiencia del prenoviciado, ahora desde la Habana como camino de discernimiento vocacional. Cada sector apostólico, cada obra, tiene también sus retos propios para este año. Junto con toda la Iglesia y las personas de buena voluntad queremos continuar aportando en la formación en valores, en la construcción de ciudadanía, en el fortalecimiento de una cultura del encuentro, del diálogo y la reconciliación inspirados por el Papa Francisco, cimentados en la fe en el Dios de la historia que nos sigue llamando a “la audacia de lo improbable”.

Para leer el boletín, haz clic aquí.