Compartimos la declaración final del "Encuentro Apostólico para la Colaboración en la Misión", organizado por el Consejo Nacional Apostólico y Ejegua -Educación Jesuita en Guatemala-. En dicho encuentro, realizado el  pasado mes de febrero, participó el P. Hermann Rodríguez SJ, Delegado para la misión de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y el Caribe (CPAL).

El encuentro se realizó con el objetivo de compartir y reflexionar sobre los desafíos de la colaboración en la misión compartida desde las distintas experiencias apostólicas de las obras educativas, sociales y pastorales de la Compañía de Jesús en Guatemala y Centroamérica. Los principales temas abordados en el Encuentro fueron el discernimiento, la colaboración y el trabajo apostólico en red para la Missio Dei (Misión de Dios), desde la mirada de la espiritualidad ignaciana. 

DECLARACIÓN FINAL DEL ENCUENTRO APOSTÓLICO

Los asistentes a este encuentro, luego de estos momentos de escucha y reflexión apostólica, sentimos el llamado a trabajar personal y apostólicamente en los siguientes aspectos:

1. Reflexionar y ocuparnos de nuestras afecciones desordenadas personales e institucionales que dañan la colaboración, tales como:

a. Autosuficiencia, egoísmo y poca sensibilidad que nos hace sentirnos superiores a otros, sin ser solidarios con las necesidades de otros, b. Protagonismos, individualismo, ansias de poder, rivalidades o competencia no sana que generan divisiones, c. Machismo, d. Racismo, e. Clericalismo, f. Comodidad que inmoviliza, g. Actitudes personales o institucionales que atentan contra la dignidad humana o provocan injusticias laborales, h. Burocracia, estructuras organizativas y formas de trabajo que impiden o no propician la colaboración, i. Poca fe y pasión por la misión.

2. Fortalecer la construcción de un modelo de colaboración entre: Laicos/as y jesuitas, Jesuitas y jesuitas, Laicos/as y laico/as, Obras y obras, Sectores y sectores. Concretamente nos sentimos invitados a:

a) Seguir avanzando en las relaciones colaborativas jesuitas – laicos: Reconocemos avances en esta relación y en la apertura para compartir la herencia ignaciana, y en ver al laico como corresponsable de la misión, pero nos falta camino por recorrer. Aún persisten signos de clericalismo en algunas obras, y depende tanto del jesuita como del laico; a veces perdemos de vista que somos corresponsables de la misión; sentimos que, con los cambios de jesuitas, corremos el riesgo de cambiar al laicado y se vuelve a iniciar el proceso de formación y concientización. Creemos que el clericalismo afecta y detiene la colaboración porque limita y minimiza la participación del laico.

b) Seguir avanzando en las relaciones colaborativas y de equidad entre hombres y mujeres en las obras de la Compañía, porque notamos que la presencia de la mujer en puestos estratégicos aún es mínima, en ocasiones no se logra reconocer su liderazgo, se tiene presente en el discurso, pero hace falta mucho por hacer en la realidad, y aún persisten actitudes de machismo.

c) Impulsar la colaboración, enfatizando en: a. Apertura para el trabajo en proyectos comunes, b. Compromiso ético, c. Humildad en el reconocimiento de nuestra fragilidad, d. Comunicación asertiva, e. Equidad de género, f. Romper paradigmas que dividen y estancan, g. Audacia, creatividad e innovación, h. Plan de formación conjunta.

d) Fortalecer el trabajo en redes, puntualizando lo siguiente: a. Continuar conociéndonos y comunicándonos, b. Discernimiento apostólico común, con criterio evangélico c. Compartir recursos, d. Cuidado personal del otro/a, e. Apertura al cambio, asumiendo desafíos en común, f. Equidad e inclusión.

e) Consolidar los esfuerzos de EJEGUA, como punto de encuentro y espacio común de las obras educativas de la Compañía de Jesús en Guatemala y obras amigas. Ser agentes dinamizadores en cada una de nuestras obras para: a. Discernir en comunidad, b. Proceder en colaboración c. Trabajar en red.

Recomendamos que, en el Próximo Plan Apostólico de la Provincia, estos tres temas se inserten transversalmente, procurando orientar el cómo hacerlo realidad según tiempos, lugares y personas, y que posibilite determinar las múltiples conexiones que tenemos en común y cuáles son los espacios de colaboración entre personas, obras y sectores diversos.

Reunidos el día 3KAT, que en la Cultura Maya significa RED; queremos agradecer estos días que nos han permitido concluir que: si no lanzamos la red mar adentro, no podemos alcanzar el futuro que deseamos.

 

En Guatemala, a los 17 días del mes de febrero del año 2018.