¿Es la primera vez que hay más mujeres que hombres en una mesa de trabajo de la Curia General? Para las reuniones de los órganos oficiales de la Compañía, esto es ciertamente raro. Del 22 al 29 de octubre se reúne la Comisión sobre el papel y las responsabilidades de las mujeres en la Compañía de Jesús. Recordemos que este grupo de trabajo, creado por el P. General Arturo Sosa SJ, incluye seis mujeres laicas, una religiosa, cuatro jesuitas y un laico. El primer objetivo del grupo es hacer un diagnóstico de la aplicación del espíritu del Decreto 14 de la 34ª Congregación General titulado Los jesuitas y la situación de la mujer en la Iglesia y en la sociedad civil.

La Comisión deberá también evaluar la participación y la posición de las mujeres y las estructuras de colaboración a todos los niveles en las instituciones de la Compañía de Jesús y sus obras apostólicas. También debe hacer recomendaciones a los diferentes niveles de liderazgo de la Compañía de Jesús para fortalecer la misión de la Compañía con la participación activa de las mujeres.

La reunión de esta semana también es una oportunidad para que los miembros vivan y trabajen en un mismo lugar. La pandemia del COVID-19 había impedido estos encuentros presenciales, muy importantes para un tema tan marcado por la dimensión humana. La sesión actual no pretende poner fin a los trabajos de la Comisión. Se trata igualmente de preparar las líneas maestras de un documento que se presentará al Consejo General, y luego al propio Superior General, con vistas a la continuación de los trabajos.

El análisis del Decreto 14 mencionado anteriormente, la contribución del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología, que se ha implicado desde el principio precisamente por la dimensión social del tema, y el contexto más reciente de la sinodalidad en la Iglesia, son algunas de las aportaciones que se están utilizando para su trabajo. También hay que mencionar el intercambio con el equipo del JRS (Servicio Jesuita a Refugiados), una organización en la que las mujeres desempeñan un papel importante a muchos niveles. Por último, la oración está omnipresente en el programa: conversación espiritual, eucaristía, visita a le camerette de San Ignacio, práctica del Examen ignaciano.

 

Imagen e información de jesuits.global