Más de 300 personas en 40 lugares distintos de 12 países del continente americano celebraron la vida y la dignidad de todas las personas que han sido forzadas a migrar y de aquellas que acompañan su camino.

 

El jueves 23 de junio nos encontramos con personas de todo el continente para celebrar que seguimos caminando y construyendo el futuro con las personas migrantes, refugiadas y desplazadas.

Motivación: denunciar y seguir anunciando

En medio del dolor por la desprotección de sus derechos y la urgencia por compromisos ciertos de los Estados para garantizar la vida y la dignidad, atendiendo las causas de la migración forzada y garantizando el acceso a la protección para quienes lo están buscando; en medio de la profunda tristeza por el asesinato de los jesuitas mexicanos Javier y Joaquín; días antes de la inaceptable tragedia de 53 seres humanos que pierden la vida encerrados en un camión que les prometía alcanzar el “sueño americano”, y de 23 más que la pierden frente a las rejas que les separan de su esperanza.

En medio de esta realidad tan dura, unimos nuestros corazones y nuestras voces para afirmar que somos una sola humanidad, y que cientos de miles de personas ya estamos caminando la utopía de la fraternidad, de la hospitalidad y de la humanidad compartida.

En el marco del 20 de junio del 2022, como Red Jesuita con Migrantes, realizamos una invitación a reconocer que la historia de nuestra humanidad está construida a partir de pueblos que han sido forzados a caminar. Caminantes que salvan la vida en un acto heroico.

Caminar como un acto profundamente humano que permite el encuentro con lo nuevo y lo diverso. Camino que es la única posibilidad real de futuro. Seres humanos que nos encontramos en el camino para proteger la vida y la dignidad las personas forzadas a migrar, y que buscamos construir el futuro con las personas refugiadas.

Invitación: compartir una hora de historias y canciones para acompañar el camino de las personas migrantes, refugiadas y desplazadas

Se trata de un evento que transmitido el pasado Jueves 23 de junio, de manera virtual con una presentación en vivo desde Belo Horizonte (Brasil), Pasto y Bogotá (Colombia) y Buenos Aires (Argentina). Nos unimos más de 40 puntos en 12 países del continente, con una participación de alrededor de 300 personas que nos encontramos para celebrar la vida y la dignidad de quienes han sido forzadas a migrar y todas las personas que acompañan su camino.

En torno al Festival Tantos Somos, Somos Um (SJMR Brasil) unimos para esta oportunidad otras expresiones de Latinoamérica y el Caribe como la estrategia Caminantes (JRS Colombia), la marca #SoyRefugio (SJM ARU) y la estrategia #OtroPassoMás (RJM LAC), saludos de Haití y de Honduras, en una propuesta cultural de celebración para obras, instituciones y personas de las Redes de la Compañía de Jesús, aliadas y todas aquellas personas que eligen construir la humanidad desde la hospitalidad.

Acción: una Red de Hospitalidad que sirve a la revolución del amor

El Servicio Jesuita a Migrantes y Refugiados de Brasil, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) de Colombia, el Servicio Jesuita a Migrantes de Argentina y Uruguay, con la participación del Eric Radio Progreso de Honduras y el Servicio Jesuita a Migrantes de Haití, en colaboración como Red Jesuita con Migrantes Latinoamérica y el Caribe, hemos construido esta propuesta para celebrar la vida de las personas refugiadas y de quienes les acompañan desde los distintos puntos de la región.

Como afirma en la apertura del Festival 2022 Eduardo Mosri, actor brasilero y quien ha colaborado en la gestión de esta propuesta artística y social desde su inicio, esperamos seguir celebrando por mucho tiempo más que "tantos somos, somos um".

Agradecimientos especiales para Janaina desde Brasil, Sofía desde Argentina y Uruguay, Katherin desde Colombia, Karla desde Honduras, el P. Levelt desde Haití, Víctor desde Canadá, Naty desde la dimensión Hospitalidad, y todas las personas de sus equipos que han colaborado generosamente para que este encuentro cultural fuera posible.

La idea de la Red se resume en colaboración para una misión compartida. Queremos agradecer profundamente por su generosidad y su compromiso, gracias por elegir ser Red. La migración forzada es una de las realidades humanas que debe ser abordada desde la colaboración internacional y el compromiso genuino por el rescate de la dignidad humana, sin otro cálculo que servir a la "revolución del amor" que nos propuso el P. Pedro Arrupe, S.J.

Este 23 de junio hemos sentido la presencia de tantas personas migrantes, refugiadas, desplazadas, quienes acompañan su camino y las comunidades que les acogen. En 40 lugares distintos del continente seres humanos diversos nos hemos encontrado para compartir la vida y la misión, en la mayoría de los lugares fueron grupos de personas que aceptaron la invitación para compartir un espacio comunitario.

Personas de todo el continente celebrando que seguimos caminando y construyendo el futuro con las personas migrantes, refugiadas y desplazadas.

 

Información de redjesuitaconmigranteslac.org