Estamos viviendo un cambio de época. Experimentamos crisis de sentido, de valores, la crisis socioambiental que incluye al ser humano y al planeta. No podemos predecir el futuro; pero sí podemos crearlo, construirlo juntas/os. Como creyentes en Dios Padre que quiere que todos “tengan vida en abundancia” (Jn. 10,10), hacemos presente la nueva vida que el resucitado nos trae afirmando caminos de transformación en las maneras de ser y de convivir. Esto lo hacemos desde la misión de la CPAL: “Anunciar la Buena Noticia (Mc 16,15) caminando con los pobres y excluidos como servidores de la reconciliación y de la amistad social. Construyendo la fraternidad humana y la justicia socioambiental”.

La Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe – CPAL, está organizada en redes pastorales, educativas y sociales; el objetivo específico de las últimas “es tender a que las estructuras de la convivencia humana se impregnen y sean expresión más plena de la justicia y de la caridad” [1]. Tal como decía el P. Janssens:“las obras de beneficencia suavizan algunas tristezas; la acción social suprime, en la medida de lo posible, las causas mismas del sufrimiento humano. Todo el cuerpo místico de Cristo se hace más sano y más fuerte” [2].

El trabajo en red es una forma de alimentar una vivencia de la fe, inspirados por la espiritualidad ignaciana, en donde jesuitas, laicas y laicos son corresponsables y colaboran para hacer presente la misión de Dios. 

Las redes sociales que acompaño como Delegada del Apostolado Social de la CPAL son:

I. RED DE CENTROS SOCIALES
Conformada por 38 centros sociales de las 12 Provincias LAC, genera espacios de formación, investigación, reflexión, debate e incidencia pública para la transformación social. En el 2022, la RCS realizará foros virtuales sobre: democracia, migraciones, modelos de desarrollo, justicia socio ambiental, entre otros; implementará un Curso virtual internacional de Educación Política y Ciudadana; el Diplomado Internacional de Incidencia, y el Laboratorio Social de Incidencia.

Los Centros Sociales, a su vez se articulan en tres Grupos de Homólogos y la Red Comparte.

  1. Grupo de Homólogos de Ecología Integral, formado por obras sociales de 6 países, ha producido el documento “Marco de Orientación para el estudio y trabajo en Ecología Integral” que servirá de inspiración a todas las redes. Toma posición crítica sobre acontecimientos, como la reciente Nota Pública sobre los desafíos de la COP 26. Realiza su trabajo en articulación con otras instancias como: el Grupo de Referentes de Ecología, Ecojesuits, la Red Iglesias y Minería, la Plataforma Laudato Si, entre otros. Su coordinador participa y lidera el GIAN (Global Ignatian Advocacy Network) de Ecología y Justicia socio ambiental a nivel intercontinental.
  2. Grupo de Homólogos de Democracia y Derechos Humanos, integrado por obras sociales de 5 países. Realiza tareas de reflexión, formación, investigación y difusión. Es un trabajo que se articula crecientemente con las preocupaciones de las universidades. En 2022 realizará un taller sobre la metodología de Causa/Caso. Su coordinadora participa en el grupo de reciente creación: Paz, Democracia y DDHH del CELAM.
  3. Grupo de Micro finanzas, integrado por obras sociales de 6 países. Desde un enfoque de economía popular y solidaria, desarrollan tareas de formación, fomento de estrategias de fortalecimiento de las economías locales e intercambio de experiencias sobre micro finanzas y créditos solidarios. Realizarán en 2022 el foro: “Desafíos y oportunidades para las micro finanzas y grupos de ahorro frente a la nueva normalidad”. Se encuentran en la etapa de diseño del Diplomado “Economía solidaria y micro finanzas para la economía local”.
  4. RED COMPARTE, Conformada por 16 centros sociales de zonas rurales y periurbanas en 11 países, se autodefine como una comunidad de aprendizaje y acción para la gestión de alternativas económicas en A.L. Su reto es el trabajo interdisciplinario, interinstitucional e interprovincial para generar alternativas integrales. Coordina (Articula) con diversas universidades. COMPARTE está generando una certificación de productos agroecológicos que integren lo social, político, ambiental y económico; está creando un sistema de Auditoria Socio ambiental (SASA) para medir el impacto ambiental de las economías. Fortalece el rol de las mujeres en la economía: “Economía de Clara”. Se encuentra realizando una investigación sobre los rasgos culturales y ambientales de la Amazonía para la implementación de alternativas económicas; entre otras actividades.

II. RED JESUITA CON MIGRANTES – RJM
Cuenta con la participación de más de 60 instituciones de la Compañía de Jesús en 19 países de AL y El Caribe.  Trabaja en la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas migrantes, desplazadas y refugiadas; en el análisis y denuncia de las causas estructurales de la migración, y en el fortalecimiento de una cultura de la hospitalidad. Se organiza en redes regionales: CANA (Centro América y Antillas), Caribe y SURAM (América del Sur). Ante la creciente ola de migración forzada la RJM tiene grandes desafíos: en primer lugar, promover que se fortalezcan y/o genere la atención a migrantes en cada país y región; su trabajo de cabildeo y alianza con otras organizaciones sociales y organismos internacionales resulta fundamental. Otra de las misiones de la RJM es procurar que cada vez mayor cantidad de personas, organizaciones, instituciones, parroquias, atiendan a esta población vulnerable desde la Cultura de la Hospitalidad, promoviendo el trabajo intra e inter provincial, intersectorial e interreligioso.

III. RED DE SOLIDARIDAD Y APOSTOLADO INDÍGENA – RSAI
En ella participan los equipos de 7 provincias que atienden a diversas culturas de las zonas: andina, amazónica, Mesoamérica y cono sur. Es una de las redes más antiguas de nuestra Conferencia en la cual se ha venido integrando la palabra y presencia protagónica de los indígenas, jóvenes y adultos, de diversas regiones. Así, desde la experiencia de inserción entre diversos pueblos indígenas, no sólo se acompañan sus causas y se atiende pastoralmente sus necesidades, sino que se reflexiona, se sistematiza y se visibilizan y difunden las maneras que tienen los pueblos indígenas de ver la realidad.

IV. Haciendo parte de la RSAI está también el EQUIPO DE REFLEXIÓN SOBRE RELIGIONES Y CULTURAS INDÍGENAS DE AMERICA LATINA
Que ha realizado una importante reflexión sobre el “Buen Vivir” con la confianza de aportar a una nueva convivencia post pandémica (armonía entre, persona, comunidad, naturaleza, territorio) la misma que está siendo sistematizada. Sus aportes fueron importantes en la preparación y realización del Sínodo sobre la Amazonia. La reflexión de ERCRILA se orienta también al diálogo interreligioso, y ha acogido recientemente las inquietudes y tareas del Grupo Afroamericano de la CPAL.

Además de estas redes que acompaño como Delegada, en la CPAL encontramos la RED LATINOAMERICANA DE RADIOS JESUITAS con un trabajo importante en más de 100 emisoras populares, comerciales y educativas, y el SERVICIO JESUITA PANAMAZÓNICO que tiene por misión principal colaborar en la articulación de las diversas presencias jesuitas del continente en planes eclesiales y sociales más amplios.

Para que estas redes tengan efecto práctico en la transformación social, además de la colaboración, necesitan tener e implementar, cada vez más clara y definidas las estrategias de conjunto: “… la clave para la construcción de esta visión estratégica estará en nuestras actitudes espirituales. En especial, precisaremos de mucha libertad, lo que Ignacio llamaba indiferencia, para poder encontrar y colaborar con el Dios que trabaja en este mundo roto” [3].

Carmen de los Ríos
Delegada Apostolado Social de la CPAL

----------------------------------- 

[1] Jaramillo Bernal SJ, Roberto. - Generosidad y eficacia. Marco Referencial Encuentro ampliado de la Red de Centros Sociales de la CPAL 2016. Revisado en agosto de 2021. Pág. 10. Citando: Normas Complementarias, No. 298.
[2] Ob. cit. Pág. 12. Citando: Acta Romana 12, 1954, 696. 
[3] Ob. cit.  Pág. 28. Citando: Promotio Iustitiae No. 107, 2011/3, págs. 39-40.

 

 

Oficina de Comunicaciones de la CPAL