El Derecho a una Educación de Calidad cobra mayor importancia en las comunidades indígenas, pues muchos gobiernos no siempre los toman en cuenta en la planificación de sus proyectos educativos.

 

El 23 de diciembre de 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo se celebraría el 9 de agosto de cada año. En esta ocasión, desde la CPAL, hemos querido unirnos a esta celebración centrando nuestra mirada en el Derecho Universal a Educación de Calidad.

Garantizar Educación de Calidad es un desafío de grandes proporciones que requiere de una respuesta global a situaciones locales articuladas entre el sector público y privado; más aún si nos referimos a una educación intercultural bilingüe que incorpore la identidad de los pueblos originarios.

Recientemente, la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), desde su Núcleo de Educación Intercultural, dio lugar al nacimiento de REIBA (Red de Educación Intercultural Bilingüe Amazónica), iniciativa que está sembrando lo que en un futuro pueda ser una realidad, con un sistema etnoeducativo e integrado entre diversas jurisdicciones eclesiásticas de siete países amazónicos: uno en Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Venezuela, y dos en Brasil

Es fundamental continuar innovando para lograr que el Derecho Universal a Educación tenga un lenguaje multicultural y bilingüe, se convierta en un derecho garantizado y sea sostenible a lo largo de toda la vida. Para eso, todo el trabajo en red y la creación de alianzas permitirá que no solamente estemos mirando el árbol, si juntos podemos ver el bosque.

 

Nelson Otaya
Secretario Ejecutivo de Edured