Tres actividades tenemos planeadas en común las 12 provincias para celebrar este año ignaciano, además de los programas propios de cada provincia.

La primera de ellas es la publicación quincenal de un subsidio para la oración personal y comunitaria en torno de temas ignacianos. Las guías han sido preparadas por 31 personas diferentes, y bellamente editadas, tanto para el computador como para el teléfono, por el equipo de comunicaciones de la CPAL. Las acompaña, además, un brevísimo video que pretende motivar y provocar movimientos interiores para, en ellos, discernir por dónde pasa el Espíritu en nuestra oración. Les invitaos a usar esas guías de manera individual y colectiva en las más diversas instituciones.

La segunda tiene que ver con dos programas especiales llamados FABRO, el primero, y CLAVER, el segundo. Del fondo apostólico de la CPAL hemos ido apoyando financieramente el trabajo de propiciar la experiencia de los Ejercicios Espirituales entre colaboradores inmediatos de nuestras obras (el programa FABRO) y entre personas de los medios pobres en que desarrollamos nuestra labor apostólica (programa CLAVER). En ambos programas la participación económica de la persona interesada y de la institución a la que está vinculada (o de la provincia) es fundamental, y el fondo apostólico de la CPAL financia hasta el 40% o el 50% de la experiencia a ser realizada. Queremos colaborar y provocar la mayor participación posible de colaboradores de nuestras obras apostólicas, por un lado; y de muchas personas pobres que nunca podrían financiar tres o más días de ejercicios espirituales en un lugar y con la compañía adecuada. En el pasado año hubo más de 100 personas beneficiadas por estos dos programas. Los invitamos a ser creativos y generosos para compartir “todo lo mejor” que tenemos como herencia de San Ignacio.

La tercera actividad es la organización, hacia el final del mes de octubre durante tres días (del 25 al 28), del Congreso Internacional de Ejercicios Espirituales con el tema “de la herida a una nueva vida”, de manera virtual, coordinado desde la facultad de Teología de la Javeriana y bajo la responsabilidad de la CPAL. En él participarán como ponentes principales, además del P. General, María Clara Bingemer, Javier Meloni, Benjamín González y Francisco de Roux, y se desarrollarán una serie de foros y talleres que nos ayuden a reconocer, acoger y trabajar las heridas propias y de nuestra sociedad, en clave ignaciana. Siendo un evento virtual todos y todas ustedes podrán participar; las provincias de la CPAL han “comprado” cada una veinte becas para ser distribuidas entre algunos de los jesuitas y colaboradores interesados, pero siempre habrá lugar para más inscripciones. En esta misma semana se espera distribuir la información completa sobre el Congreso.

Asumamos con lucidez el llamado que nos hace el Señor para hacer de estas celebraciones ignacianas una oportunidad de nuestra propia conversión, tanto personal, como institucional. Bendiciones.

Roberto Jaramillo, SJ
Presidente CPAL