El día 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos; la Red Jesuita con Migrantes de América Latina y el Caribe decidió celebrarlo en un modo muy especial dentro de las actividades de la Campaña #MigrarHaciaLoExtraoridnario.

Se llevó a cabo el Primer encuentro latinoamericano y caribeño de acompañantes de la RJM, con 40 personas representando a gran parte de la comunidad de acompañantes que habitan en la red, desde México, pasando por Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, desde Haití y República Dominicana, desde Colombia y Ecuador, desde Perú, Chile, Uruguay y Argentina, desde Brasil y Venezuela. Estuvieron 36 oficinas territoriales de estos 15 países en representación de toda la RJM-LAC.

Fue un espacio en primer lugar de agradecimiento, para dar las gracias por algo extraordinario, la entrega diaria en el acompañamiento directo de las personas migrantes forzadas. “Agradecer desde una red que se dice una red de personas, tenía que empezar por las voces de las personas con las que compartimos viaje. Para ello tuvimos la voz de tres mujeres, refugiadas y migrantes, una voz venezolana y una voz hondureña desde México y una voz Haitiana desde Brasil, que representando la voz enorme del caudal de gente con las que nos encontramos en comunidades de origen, en caminos y carreteras, en fronteras y en comunidades de acogida (la voz de las por ejemplo más de 190,000 personas que se acompañaron en el 2019 -último año con datos cerrados-) transmitieron su cariño por ese camino compartido”, destacó Javier Cortegoso, Coordinador General de la RJM-LAC. 

En el encuentro, también se le dio participación a tres jesuitas compañeros como parte de la representación de “nuestra casa”, la Compañía de Jesús. Estuvieron presentes Julio Villavicencio, Agnaldo Junior y Omar Serrano quienes recordaron algunas cosas importantes en el horizonte que compartimos: la misión de reconciliación, que todas y todos formamos parte de un mismo cuerpo apostólico y también hicieron una llamada necesaria al cuidado y al auto-cuidado, darnos tiempo para “recordar y volver a los sitios donde fuimos amados/as”.

Fue un momento propicio para el reconocimiento, o de “redconocimiento”, el hecho de encontrarse personas de tan diversos espacios donde la humanidad sucede, ayudó a entender que ninguna de nosotras está sola, que somos muchas y muchos recorriendo la misma defensa de la vida. “Este reconocernos entre nosotros aporta de manera esencial a la consciencia de ser red, ser red para más misión, refuerza nuestra identidad compartida y nuestro sentido, pero también la realidad de colaboración y sus posibilidades. Soñamos en diversidad pero con sustrato común, enfrentamos problemas parecidos, aprendemos de las herramientas de los otros, nos sabemos como pequeños puntitos esparcidos cultivando la hospitalidad y la acogida en las encrucijadas y los territorios más adversos, pero trenzando un mapa común. Somos esperanza, sembramos esperanza”, añade Cortegoso. 

 

Desde la RJM-LAC nos invitan a todas y todos al participar este sábado 19 de diciembre en el Festival de cierre de #MigrarHaciaLoExtraordinario: Todos Somos Somos Um a las 17:00 horas Brasilia, Santiago, Buenos Aires. Vamos a disfrutar de una hora y media llena de expresiones de personas migrantes, desplazadas y refugiadas que nos va a maravillar. Por los canales de YouTube y Facebook Live del SJMR Brasil 

La invitación también es extensiva a participar en los aportes de #PalabrasParaLoExtraordinario. 5 minutos para hacer aportes extraordinarios en un gesto global con los migrantes forzados.

 

 

 

*Con información de Javier Cortegoso