La detención del activista y sacerdote jesuita de 83 años Stan Swamy ha desatado las críticas de la Iglesia, de intelectuales y de defensores de los derechos humanos. Compartimos un artículo publicado en el portal Religión Digital.

 

El sacerdote fue detenido el jueves por la Agencia Nacional de Investigación (NIA), un cuerpo especial para combatir el terrorismo en la India que este viernes presentó cargos contra Swamy y otras siete personas bajo la draconiana Ley (de prevención) de Actividades Ilícitas.

La agencia acusa además a Swamy de pertenecer al ilegal Partido Comunista de la India (Maoísta, CPI-M), organización detrás de la guerrilla que busca imponer una revolución agraria de corte maoísta y continúa activa tras medio siglo de operaciones en el país.

Una afirmación que el sacerdote jesuita niega y que destacados activistas de la India se han apresurado a desmentir.

Luchando por los derechos de los adivasis

"Stan Swamy ha pasado toda su vida luchando por los derechos de los adivasis (población tribal). Por eso el régimen de (el primer ministro, Narendra) Modi quiere silenciarlo y eliminarlo, porque para este régimen los beneficios de las compañías mineras valen más que las vidas de los adivasis", denunció el reputado historiador Ramachandra Guha en Twitter.

El prominente abogado Prashant Bhushan también recurrió a la red social para destacar que Swamy "ha dedicado toda su vida a servir a los pobres adivasis" del estado oriental de Jharkhand.

El jesuita está siendo investigado en un caso relacionado con los choques entre intocables -miembros del escalafón más bajo del sistema de castas hindú- y radicales de esta religión ocurridos entre el 31 de diciembre de 2017 y el 1 de enero de 2018 en la localidad occidental de Bhima Koregaon, y que dejaron un muerto y decenas de heridos.

Para Swamy, la detención responde a motivos políticos debido a su activismo en una región trufada de minerales. "He presentado un caso contra el estado de Jharkhand en nombre de más de 3.000 adivasis que languidecen en la cárcel. Esto se ha convertido en un problema para el estado, que quiere ponerme fuera de circulación. Lo más fácil es implicarme en casos serios", dijo Swamy.

Su detención ha generado un movimiento de protesta abierta por parte de la Iglesia local y las ONG que conocen bien el compromiso y dedicación del religioso.

“Como miembros del 'Foro de Religiosos por la Justicia y la Paz', condenamos enérgica e inequívocamente la detención del padre Stanislaus”, declaró el padre jesuita Cedric Prakash.

El Foro de Religiosos por la Justicia y la Paz, que incluye a sacerdotes, religiosos y religiosas también ha denunciado “el trato inhumano reservado por los agentes al padre Stanislaus, anciano y frágil, ciudadano indio amante de la paz, que ha dado su vida al servicio de las tribus y de los marginados. Esto dice mucho sobre el deterioro del estado democrático en el país”, afirman.

En la Curia General de los jesuitas en Roma se solidarizan con el P. Stan Swamy SJ y exigen su inmediata liberación

 

Libertad incondicional e inmediata

“Pedimos al gobierno indio la liberación incondicional e inmediata de Stan”, afirma el comunicado, que añade también “la liberación de todos los defensores de los derechos humanos y otros disidentes ilegalmente detenidos y encarcelados en los últimos meses”.

“Esperamos que todos los ciudadanos de la India que se preocupan por los derechos y libertades consagrados en nuestra Constitución se unan a nosotros para condenar la detención ilegal del padre Stan”, se lee.

Como muestra de protesta, los miembros del Foro, repartidos por todo el territorio indio, observarán el sábado 10 de octubre un día especial de oración y ayuno y, cuando sea posible, organizarán manifestaciones públicas de protesta pacífica, invitando a ciudadanos de todas las religiones, culturas y condición social a defender los derechos inalienables de todo ciudadano indio, de acuerdo con la Carta Constitucional.

 

Fuente: Religión Digital

 

Jesuitas del mundo en solidaridad con el P. Stan Swamy, SJ arrestado en la India