40 años de la alocución del P. Pedro Arrupe "Nuestros colegios: hoy y mañana"

Publicado: Domingo, 13 Septiembre 2020
1
2
socialshare
0
s2sdefault

Hoy, 13 de septiembre, celebramos 40 años desde que el P. Pedro Arrupe SJ pronunció su Alocución "Nuestros Colegios: Hoy y Mañana" en la Curia General de Roma. "Este documento es de suma importancia porque, después de la restauración de la Compañía de Jesús en 1814, fue la primera declaración más completa del gobierno central jesuita sobre el enfoque del apostolado educativo en un colegio en la actualidad, y se le puede considerar la refundación de los colegios jesuitas."

Los y las invitamos a celebrar este hito tomándose un tiempo para reflexionar con los siguientes videos y recursos, los cuales han sido elaborados en colaboración, por Educate Magis y EduRed, el consorcio de las tres redes educativas de la Compañía de Jesús en América Latina y el Caribe – AUSJAL, Fe y Alegría y FLACSI.

¡Qué los disfruten!

 

 

El P. Luiz Fernando Klein SJ, Delegado de Educación de la CPAL, comparte esta presentación para marcar el 40º Aniversario de la Alocución del P. Pedro Arrupe SJ “Nuestros Colegios: Hoy y Mañana”.

 

40 años de la alocución del P. Pedro Arrupe

Nuestros colegios hoy y mañana 

El hito de la reciente tradición pedagógica jesuita es la alocución del P. Pedro Arrupe el 13 de septiembre de 1980, en la Curia General en Roma, a un grupo de 15 coordinadores de educación jesuita de todos los continentes: Nuestros colegios hoy y mañana. Este documento es de suma importancia porque, después de la restauración de la Compañía de Jesús en 1814, fue la primera declaración más completa del gobierno central jesuita sobre el enfoque del apostolado educativo en un colegio en la actualidad, y se le puede considerar la refundación de los colegios jesuitas.

El P. Arrupe indica los criterios principales para determinar la apertura de colegios jesuitas: el discernimiento, el acceso a todas las clases sociales, la no discriminación económica, la excelencia académica, la calidad de los estudiantes que él forma y, sobre todo, la ´ignacianidad´. Arrupe justificó la innovación de este término al afirmar que no había nada arrogante o snob, sino lógica, ya que actuamos en virtud de ese carisma y de que en nuestros centros hemos de prestar el servicio que Dios y la Iglesia quieren que prestemos ´nosotros´ . Ciertamente a partir de este planteamiento se ha consagrado el nombre ´Pedagogía Ignaciana'.

El colegio jesuita se presenta, por primera vez, como una Comunidad Educativa, conformada por cinco segmentos: comunidad jesuita, colaboradores laicos, familias, estudiantes y antiguos alumnos. Los jesuitas constituyen el núcleo inspirador, depositario de la misión apostólica que les cabe estimular a través de la visión ignaciana y del testimonio de unidad, de vida y de trabajo.

Los colaboradores laicos, ahí incluidos los directores, educadores y empleados de los diferentes servicios, son agentes importantes, multiplicadores y corresponsables de la misión. Por esta razón, se les debe garantizar una remuneración adecuada, la formación apropiada y el acceso a puestos de responsabilidad, hasta la dirección del colegio.

Se espera de las familias de los estudiantes el contacto, la participación y la colaboración con la vida del colegio jesuita. En tiempos de dificultades para la armonía familiar, el colegio reconoce que puede y debe hacer también de catalizador para unir a padres e hijos, y también como un lugar de encuentro y de convergencia de intereses en el propio hijo.

El P. Arrupe inserta los Antiguos Alumnos en la Comunidad Educativa, porque reconoce que los jesuitas aún tienen la gran responsabilidad de ayudarlos en su formación continua, obra que, prácticamente, sólo la podemos hacer nosotros.

La Comunidad Educativa tiene a los estudiantes como el segmento central y principal. El P. Arrupe alienta a los adultos a darse cuenta de ¡cuánto pueden educarnos a nosotros los alumnos!, a partir de sus expectativas y contacto con la civilización. Por lo tanto, educar siempre requiere presencia y relación con la vida de los estudiantes.

Arrupe estimula a los colegios jesuitas a mantener la apertura y el contacto con la Provincia, con la Iglesia, con otros colegios y con otras obras apostólicas, reaccionando al aislamiento y al acomodo. La razón principal para la irradiación apostólica es asegurar la efectividad de la misión y la pertenencia eclesial. La motivación es la necesidad de aprender y la obligación de compartir porque, argumentaba, sería irresponsable planificar por nuestra exclusiva cuenta sin tener en cuenta la necesidad de acoplamiento con otros colegios de religiosos y aún seglares .

La alocución termina con una alerta a la comunidad jesuita, la primera a cargo de la misión, con respecto al peligro de inercia y de falta de ajuste del colegio ante los profundos cambios en la Iglesia, en la Compañía de Jesús y en la sociedad.

La magistral alocución del P. Arrupe en 1980 es la gran ´ouverture´ de la sinfonía pedagógica jesuita en el mundo de hoy. Muchos temas tratados allí permanecen relevantes e impulsadores para el servicio educativo actual, son como semillas que vienen recibiendo nuevos matices y complementos que la realidad presenta como necesarios.

A partir de la alocución se constituyó el ICAJE, la Comisión Internacional del Apostolado Educativo de la Compañía de Jesús, con sucesivos integrantes, que elaboró los tres documentos fundamentales de la educación jesuita hoy, promulgados por el P. General: Características de la Educación de la Compañía de Jesús (1986), Pedagogía Ignaciana. Un planteamiento práctico (1993) y Colegios Jesuitas. Una tradición viva en el siglo XXI (2019).

P. Luiz Fernando Klein, S.J.: Educación Jesuita: tradición y actualización. En: Centro Virtual de Pedagogía Ignaciana.

 

A continuación presentamos los 2 videos elaborados en colaboración, por Educate Magis y EduRed:

"Nuestros Colegios: Hoy y Mañana" Mensaje del 40º aniversario y contexto histórico.

 

40º Aniversario de “Nuestros Colegios”: Hoy y Mañana” – Respuestas de la Comunidad Global

 

Oración para celebrar los 40 años de educación inspirada en el discurso del Padre Arrupe.

Esta es una oración que el Padre Luiz Fernando Klein S.J. elaboró para celebrar los 40 años de trayectoria educativa inspirada en la alocución del P. Arrupe, la cual sigue siendo la voz del espíritu para nuestros colegios hoy y mañana.

Señor, queremos alabarte, agradecerte y comprometernos por estos 40 años
de trayectoria educativa que, inspirada en la alocución del P. Arrupe, sigue
siendo la voz del espíritu para nuestros colegios hoy y mañana.

Clic aquí para descargar la Oración

 

"Nuestros Colegios: Hoy y Mañana" 1980, Pedro Arrupe, S.J. Esta Alocución es dirigida a las comunidades jesuitas que trabajan directamente en educación secundaria y destaca aspectos clave de la Educación Secundaria Jesuita.

"Sé que, a pesar de la extensión de este escrito, quedan muchas cosas por decir, y que de cada una de las cosas que he escrito existen verdaderas bibliotecas. No era mi ánimo decirlo todo, sino recoger algunas de las cosas que considero urgentes e importantes y que vosotros mismos me habéis sugerido. Os ruego seáis en vuestras Provincias portavoces de mis cordiales palabras de aliento y de mi constante solicitud por vuestros hombres y vuestras obras en el campo de la educación. Sigue siendo verdad aquella frase de uno de los más célebres educadores que haya producido la Compañía: Puerilis institutio est renovatio mundi, la formación de la juventud transforma el mundo. (Juan de Bonifacio (1538-1606), Cfr. Mon. Paed. 111, 402, nota 15." Pedro Arrupe, S.J. "Nuestros Colegios: Hoy y Mañana"

Clic aquí para descargar la Alocución

 

+ Noticias