Acciones de ayuda humanitaria del SJPAM

Publicado: Miércoles, 24 Junio 2020
1
2
socialshare
0
s2sdefault

 

Desde el Servicio Jesuita Panamazónico (SJPAM) seguimos apoyando a las comunidades indígenas y ribereñas de la triple frontera Colombia-Perú y Brasil, gracias a los recursos que hemos recibido del Secretariado Nacional de Pastoral Social- SNPS, la Comisión de la Verdad, la REPAM, la Provincia Jesuita de Colombia, el Banco de Alimentos Colombia y otros donantes amigos.

El Banco de Alimentos de Colombia donó 20 toneladas de alimentos con las cuales fue posible formar 2.000 mercados. El SJPAM, junto con la Pastoral Social del Vicariato de Leticia nos coordinamos para hacer llegar la donación a las comunidades urbanas y rurales de Leticia y de Puerto Nariño. En concreto, el P. Yilmer Alonso, coordinador de la Pastoral Social, entregó 1.000 a comunidades del casco urbano de Leticia, mientras que el SJPAM distribuimos los otros 1.000 entre las comunidades de los resguardos indígenas de Aticoya (Puerto Nariño) y de Azcaita, más conocido como Los Kms. Este reparto fue posible gracias a la coordinación con el Presidente de Aticoya, Humberto Monje, y otros líderes de las respectivas instituciones.

Por otro lado, se han adquirido 650 kits que se han repartido a las 8 comunidades de la Parroquia de Nazareth, pertenecientes al Vicariato de Leticia. Estos kits se conforman de alimentos, medicinas, tela para tapabocas, materiales de higiene, bioseguridad y desinfeccion. Somos conscientes del riesgo que supone el contacto físico para la propagación del virus; es por ello que quisiéramos resaltar el importante trabajo logístico y la coordinación entre diversos actores. Una suma de esfuerzos imprescindibles para llevar a cabo la entrega de manera segura.

  • - El SJPAM realiza la compra de los productos en la Distribuidora de Alimentos y ésta hace entrega de los mismos en el Puerto de Leticia.
  • - Profesoras y catequistas de las comunidades, con el apoyo de curacas o caciques, organizan los botes y la gasolina necesaria para llegar al Puerto de Leticia y recoger los Kits.
  • - Las familias de las comunidades aportan“un pesito” para la gasolina y colaboran cargando los mercados hasta el local desginado para realizar el reparto.
  • - De manera ordenada, profesoras y catequistas entregan los kits y rellenan el listado de entrega

En este sentido, consideramos de gran importancia la consciencia de solidaridad y participación, como cuenta el evangelio de la “multiplicación de los panes” (Mt. 15, 30-38).

Debido a nuestra ubicación en frontera, también hemos llevado a cabo acciones en los países vecinos. Se han comprado medicinas, material de bioseguridad y estabilizadores de energía para los concentradores de oxígenos, que con el apoyo del Alcalde y líderes de la Iglesia, se han entregado a los poblados peruanos de Santa Rosa, Islandia y Caballo Cocha. Por último, ante la situación alarmante de los pueblos indígenas de Brasil, el SJPAM hemos colaborado económicamente a las asociaciones brasileiras de los Indígenas Kocamas y Munduruku.

Seguimos en constante comunicación con las comunidades indígenas y ribereñas, con el fin de ir monitoreando la situación y la evolución de los casos de COVID 19 y así, tratar de atender las necesidades que se presentan. A través de estas acciones, el SJPAM hemos encontrado la manera de sentirnos en comunión con las comunidades y de seguir prestando un servicio en la Triple Frontera Amazónica, a pesar de estar confinados. Las comunidades se muestran muy agradecidas por la labor que estamos haciendo y desde SJPAM extendemos el agradecimiento a los donantes que hacen posible estas acciones.

 

*Con información del SJPAM

+ Noticias