El apostolado social: la importancia de la colaboración

Publicado: Viernes, 08 Noviembre 2019
1
2
socialshare
0
s2sdefault

 

El Secretariado para la Justicia Social y la Ecología de la Compañía de Jesús, reunido estos días en Roma para celebrar el 50 aniversario de su creación, tras la audiencia concedida por el Papa Francisco en el Vaticano, ha continuado su trabajo examinando cómo fortalecer y desarrollar las diferentes formas de colaboración dentro y fuera de la Compañía de Jesús para un apostolado social más eficaz.

En una de las sesiones, la moderada por Annie Fox, estuvo dedicada a la colaboración y al trabajo en red «más allá de la Compañía de Jesús». Mauricio López habló de REPAM, en su calidad de Secretario General, de la Red Panamazónica, que desempeñó un papel clave en el reciente Sínodo; la Hermana Sheila Kinsey, de la Unión Internacional de Superioras Generales, coordinadora de la campaña «Mostrando Esperanza para el Planeta», destacó que el cuidado de la casa común «integra los esfuerzos» de las diferentes órdenes religiosas. El Director Ejecutivo del Movimiento Católico Mundial por el Clima, Tomás Insua, dijo que «es necesario que cada persona y cada institución se comprometa con la protección del medio ambiente “. El P. Roberto Jaramillo, presidente de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe (CPAL), concluyó señalando que para conectarse «es necesaria una conversión de la mente y del corazón» y esto implica una «transformación institucional radical de la Compañía, superando el trabajo de los sectores, así como de los protagonismos y de la autosuficiencia».

La discusión continuó con una mesa redonda centrada en la búsqueda de «un nuevo camino para avanzar en el apostolado social», moderada por María del Carmen Muñoz, de CINEP, Colombia. Valeria Méndez de Vigo, coordinadora de Global Ignatian Advocacy Networks (GIAN), resumió la experiencia de las redes sobre ecología, educación, migración y justicia en minería iniciada en el Escorial en 2008, en un taller donde hubo una «energía positiva, tal y como experimentamos estos días». En su análisis, destacó las mejores prácticas y también las deficiencias, así como, de cara al futuro, la esperanza de un compromiso más firme con la incidencia pública y la importancia de destinar los recursos adecuados al trabajo en red. Vijaykukar Parmar y la Hermana Ruby Mary Kujur presentaron el trabajo de LokManch en la India, una red de más de cien organizaciones jesuitas y de la sociedad civil comprometidas con la promoción de los derechos fundamentales de los dalits, adivasi, mujeres, minorías y otros miembros marginados de la sociedad. Desde Estados Unidos, Chris Kerr informó sobre la experiencia de la Ignatian Solidarity Network, destacando, entre otras cosas, que se necesitan líderes que mantengan viva la red, «personas que se despierten cada mañana y se esfuercen por difundir el espíritu de colaboración». Finalmente, el P. Agbonkhianmeghe Orobator, presidente de la Conferencia de África y Madagascar, hizo una reflexión teológica sobre el tema: el trabajo en red, dijo, «es unir nuestras fuerzas para poner el alma al servicio de los más débiles o, como decía Jon Sobrino, de los crucificados».

Un compromiso, el del apostolado social, también en el centro del discurso con el que, esta mañana en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, el Superior General de la Compañía de Jesús, P. Arturo Sosa, presentó a la audiencia al Papa: «Escuchemos el grito de las personas que nos acompañan en todos los continentes y persigamos los desafíos de cada contexto, tratando de comprender mejor la causa de tanta injusticia para encontrar la manera más eficaz de superarla”. Además, el P. Sosa aseguró al Pontífice que «su magisterio es para todos nosotros un alimento permanente de la fe que busca encarnarse en obras de justicia y reconciliación».

Lea el discurso del Padre General Arturo Sosa durante la audiencia con el Papa Francisco.

 


+ Noticias