Tiempo de pascua en el Terceronado de Bolivia

Publicado: Jueves, 13 Junio 2019
1
2
socialshare
0
s2sdefault

En el tiempo de Pascua la comunidad del Terceronado de Bolivia ha podido disfrutar de diferentes actividades en diversos lugares. Ha sido un tiempo para dar muchas gracias a Dios en el que hemos seguido creciendo en este periodo de formación.

A finales del mes de abril tuvimos ocasión de profundizar en los orígenes de la Compañía de Jesús guiados por nuestro Instructor, estudiando las Deliberaciones de los primeros Jesuitas y la Fórmula del Instituto. 

Tras ese estudio nos introdujimos de lleno en las Constituciones de la Compañía de Jesús. Para hacer una lectura sapiencial del texto tuvimos la gran oportunidad de contar con tres jesuitas con mucha experiencia en la vida de la Compañía: el P. Pancho López, el P. Marcos Recolons y el P. Carlos Rodríguez. Éstos nos introducían en las diferentes partes de las Constituciones. Los tercerones en nuestro tiempo personal íbamos leyendo el texto ayudados de bibliografía y preparábamos una presentación para nuestros compañeros sobre cada una de las partes.

Los fines de semana hemos seguido colaborando en nuestras diferentes tareas pastorales. Un día invitamos a nuestra casa a la comunidad del Hogar San José de las Hermanas de los Ancianos Desamparados, donde José María y Renato colaboran pastoralmente. Fue un encuentro gozoso en el que pudimos compartir un tiempo de fraternidad.

El 15 de mayo viajamos durante todo el día hacia Santa Cruz de la Sierra. En el trayecto pudimos ir observando la diversidad y la belleza del paisaje boliviano. En Santa Cruz fuimos acogidos con mucho cariño y delicadeza por la comunidad jesuita de La Merced.

Desde Santa Cruz hicimos un viaje inolvidable a las antiguas misiones jesuitas de la zona llamada Chiquitanía (misiones que comenzaron en el siglo XVII). El primer día llegamos al pueblo de San Javier, donde pudimos contemplar la bella iglesia construida en la misión y disfrutar del legado que habían dejado nuestros hermanos jesuitas junto a los habitantes de la zona.

Desde San Javier viajamos a Concepción. Allí nos hospedamos en una casa del Obispado que está junto a la catedral. Ésta es una impresionante iglesia que también muestra la evangelización que tuvo lugar en la zona y que ha llegado hasta hoy. A la mañana siguiente tuvimos la gran oportunidad de que el señor Milton Villavicencio nos explicara las reducciones jesuitas de la zona. Sus palabras venían del corazón ya que él era uno de los que había trabajado con dedicación en la restauración de las iglesias de las misiones durante muchos años.

Ya de vuelta a Santa Cruz, del día 20 al 25 de mayo, el jesuita Rufino Meana, profesor de Psicología en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, nos impartió un curso sobre afectividad. Del 27 al 31 de mayo recibimos un curso sobre Ascética y Mística por  Benjamín González Buelta, jesuita instructor de Tercera probación en Cuba. Los dos cursos hicieron mucho bien al grupo y nos dejaron un sentimiento de agradecimiento.

El fin de semana entre los dos cursos el ministro de la comunidad, el P. Carlos Mamani, nos ofreció una estancia en el predio P. Arnoldo donde pudimos disfrutar de la belleza de la naturaleza y hacer una interesante excursión. La experiencia acabó en un relajante baño en el río Piraí.

Una tarde de nuestra estancia en Santa Cruz pedimos al P. Enrique Jordá que nos narrara su experiencia de vida jesuita en la provincia de Bolivia. Todos quedamos edificados y también contentos de poder escuchar su testimonio misionero en San Ignacio de Mojos.

En Santa Cruz pudimos visitar el centro educativo La Merced de Fe y Alegría y participar de las Eucaristías dominicales en la parroquia donde percibimos que hay una comunidad cristiana muy viva.

Renato, Edwin y José María tuvieron la oportunidad de visitar la comunidad jesuita de Charagua antes de comenzar el mes de ministerios

El mes de junio es el mes de ministerios, donde los tercerones colaboramos en lugares diferentes, acogidos en las respectivas comunidades jesuitas. Edwin está en la oficina departamental de Fe y Alegría de Santa Cruz; Eduardo se encuentra en Chile participando en la creación de un Centro de Acogida para Migrantes (muchos de ellos venezolanos) en los espacios del Centro Ignaciano de la Parroquia Jesuita Santa Cruz de Arica, entre otras actividades pastorales que incluyen el acompañamiento de los Grupos de Bailes Religiosos de La Tirana; José María y Renato están en San Ignacio de Mojos, el primero en  San José de Cavitu (residiendo en un internado de las religiosas de Jesús-María) y el segundo en  el colegio Fe y Alegría de San Ignacio; Marc y Albert colaboran en  Urcos y Cuzco (Perú); Gunnar está en el SJR (Servicio Jesuita a Refugiados) en El Alto; Javier ayuda en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario y en la oficina departamental de Fe y Alegría en Oruro (y colabora también en la parroquia de Machacamarca).

Los tercerones partimos con ilusión a nuestros respectivos destinos y nos volveremos a encontrar en el mes de julio en Cochabamba.

Por: Javier Cía, SJ

+ Noticias