SJMR acompaña a venezolanos en São Paulo, Brasil

Publicado: Miércoles, 05 Diciembre 2018
1
2
socialshare
0
s2sdefault

En noviembre, el equipo del Servicio Jesuita a Migrantes y Refugiados (SJMR) de Boa Vista (Brasil), hizo el acompañamiento y la orientación final de 26 migrantes venezolanos registrados y seleccionados para participar del Programa Federal de Interiorización con destino a São Paulo. El grupo, formado por tres parejas y 20 hombres solteros, recibió apoyo de la FAB (Fuerza Aérea Brasileña).

La oportunidad de recomenzar es un deseo común entre todos los migrantes. Para Frankleibert Campos, de 25 años, que migró a Brasil desde marzo con su esposa, el cambio a São Paulo está cargado de esperanza. 

"Quiero superarme y seguir adelante, ya que no he podido hacer eso en mi país, como consecuencia de la situación que estamos viviendo. Estoy con muchas expectativas de trabajar en el área que he estudiado, con mecánica y mantenimiento y así poder ayudar a mi familia en Venezuela", cuenta.

Este también es el sentimiento compartido por la pareja de abogados Yanniret Cedeno, de 35 años, y Ángel Aguilera, de 44 años, que migraron a Brasil en busca de un futuro mejor. "No es un secreto que la situación en Venezuela es muy difícil. Tuvimos que salir porque tenemos familia. Gracias a Dios, encontramos, en el camino, el apoyo de los jesuitas, que siempre nos atendieron, nos extendieron las manos y nos dieron mucha esperanza. Hoy, estamos aquí esperando un vuelo a São Paulo, muy agradecidos, esperando mejorar nuestra calidad de vida y ayudar a los familiares que se quedaron en Venezuela ", relata Yanniret. 

Según Ángel, conocer los servicios prestados por el SJMR fue un verdadero regalo. "Recibimos 100% de apoyo y, gracias a esa asistencia, conseguimos registrar el currículo. Tenemos esperanza de llegar, luchar, esforzarnos para ejercer nuestra profesión", confiesa.

El técnico de enfermería Roberto Castillo, de 38 años, llegó a Boa Vista hace cuatro meses y sufrió con la dificultad de conseguir empleo. "La situación de salud en Venezolana es muy crítica. Yo, por ejemplo, perdí a mi madre para un cáncer de útero y no pude ayudarla. Agradezco a Dios ya los jesuitas por la oportunidad, pues estoy viajando con mi hijo de 12 años y una hija de 19 años, que está embarazada. Deseo comenzar una nueva vida, preferentemente, ejerciendo mi profesión, desarrollándome y ayudando a mi familia. Estoy con un poco de miedo, pues São Paulo es una ciudad muy grande, pero que tiene muchas oportunidades", destaca.

Para el artista Jesús Vásquez, que también forma parte del grupo que participó de la interiorización, el deseo es que la situación mejore no sólo para él, sino también para los demás contenedores. "Espero, de verdad, que las cosas mejoran cada día, esperando, con ese viaje a São Paulo, más éxito para mis compañeros y personalmente para mi carrera artística", dice.

 

 

Fuente: SJMR (Servicio Jesuíta a Migrantes y Refugiados)

+ Noticias