Fe y Alegría Ecuador recrea su misión en la defensa del medio ambiente

Publicado: Martes, 27 Noviembre 2018
1
2
socialshare
0
s2sdefault

El proyecto educativo de Fe y Alegría, en razón de que su práctica está orientada por la Educación Popular, tiene como punto de partida las problemáticas de sus contextos educativos. Es decir, Fe y Alegría necesariamente en su práctica educativa aborda los problemas y las amenazas que atentan contra la vida de las personas, en particular de aquellas que viven peores condiciones.

Sin embargo, alguien podría decir, sin tener en cuenta la complejidad de las metas de nuestro horizonte pedagógico, “¿Qué hace Fe y Alegría metiéndose en el cuidado y defensa del medio ambiente? ¡Ya tiene bastante con hacer educación popular! ¿Será que están desocupados o han perdido el norte de sus actividades?”

Ante estos cuestionamientos, aparentemente fundados, es necesario aclarar que el cuidado y la defensa del medio ambiente son hoy en día centrales a la actividad educativa de Fe y Alegría. Ya que, desde sus inicios hace 54 años en Ecuador, se planteó la necesidad de transformar la sociedad, haciéndola más justa e inclusiva, a través de la educación, en razón de que el modelo de desarrollo vigente generaba (y sigue generando) muchísimos pobres y muy poquísimos ricos. Y justamente ese mismo modelo que generaba y genera pobreza lleva siglos contaminando el planeta, hasta llegar en la actualidad a un punto en donde parece que ya no será posible la vida humana en las próximas décadas, tal como la conocemos desde la última glaciación, hace doce mil años, según señala el Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), de las Naciones Unidas, aprobado el pasado 6 de octubre.

Ante esta situación, en la que se hace evidente que el modelo de desarrollo vigente no sólo genera pobreza, sino además destrucción de las condiciones de vida humana, se vuelve más urgente la búsqueda de Fe y Alegría de alcanzar un mundo de justicia, no en el que los ricos se vuelvan pobres y los pobres en ricos; sino un mundo en el que cada una/o tenga simplemente lo que necesita, sin gastos ni lujos inútiles, de modo austero. Tal como los ecologistas hoy lo postulan, ya que justamente el consumir y querer tener de manera desbocada están poniendo en riesgo la existencia del mundo ya no sólo para los pobres, que es con quienes Fe y Alegría ha optado hacer educación popular, sino para toda la humanidad. Es decir, conseguir o alcanzar un mundo más justo ya no es sólo cuestión de justicia en favor de los pobres, sino en favor de la existencia sustentable de toda la humanidad. Por supuesto, teniendo en cuenta que son los pobres quienes primero son víctimas de los daños ambientales. Esta nueva manera de ver, juzgar y actuar, ante la pobreza y la destrucción de las condiciones de vida, es un nuevo enfoque al que se está incorporando Fe y Alegría de Ecuador, puesto que el cuidado y la defensa del medio ambiente, desde la educación popular, también es una forma de confrontar con propuestas posibles al modelo económico, político y cultural que no sólo genera pobreza, sino además contaminación, polución y destrucción de las condiciones de vida para todas/os.

Por tanto, el cuidado y defensa del medio ambiente no es para Fe y Alegría de Ecuador un nuevo trabajo añadido al de la educación popular, sino que es parte central de su praxis educativa. Ya que estamos comprometidos con la esperanza de que otras relaciones entre los seres humanos y la naturaleza son posibles.

 

Con información de Fe y Alegría Ecuador

+ Noticias